En las cárceles la violencia es legitimada

El sistema penitenciario es criticado no solo por las condiciones en que viven las personas privadas de su libertad, sino también por las agresiones que reciben cuando pasan por esa institución.

Fuente: Tortura en las cárceles. CELS

Organismos sociales -CORREPI; CELS; Abuelas de Plaza de Mayo; denuncian desde hace años la grave crisis humanitaria que existe en los lugares de encierro de Argentina, espacios donde se avasallan derechos humanos.

En nuestro informe “Cárceles: más allá de los límites”, señalamos que es casi improbable que entornos hostiles las personas puedan desarrollarse. Y en esta oportunidad, haremos foco en la que consideramos una violencia legitimada dentro de los muros.

Es importante resaltar que las sistemáticas violaciones a quienes están privados/as de su libertad imposibilitan la asignación de tareas laborales, participación en actividades educativas y recreativas, lo que dificulta la reinserción social.

Vale aclarar que la falta de estadísticas oficiales sobre denuncias, investigaciones y sanciones impide dimensionar y caracterizar la problemática con precisión.

Aún así, es pertinente retomar algunos datos del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), presentes en el informe: “El cumplimiento del Estado argentino de la Convención contra la tortura”

El documento, publicado en 2017, denuncia que la tortura y los tratos crueles son prácticas extendidas en los ámbitos penitenciarios de todo el país.

En 2015, se registraron en el Servicio Penitenciario Federal 783 hechos de agresiones físicas ( golpes, patadas, palazos, abusos sexuales y otros tipos de hechos de violencia que pueden generar lesiones), que tuvieron como víctimas a 588 detenidos.

Fuente: Tortura en las cárceles. CELS

¿Qué pasó en las provincias en ese período? a modo de ejemplo, solo mencionaremos la situación en tres jurisdicciones:

  • En Mendoza, la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura recibió durante 2014 y 2015, 309 denuncias por hechos de violencia carcelaria, 20 de ellas por torturas y maltratos. Sólo en el 25% de los casos recibidos las víctimas quisieron denunciar formalmente a autoridades administrativas o penales.
  • En Chaco, de un total de 109 denuncias recibidas por el Comité contra la Tortura Provincial, 58 fueron por malos tratos y torturas en lugares de encierro provinciales
  • En la Provincia de Buenos Aires, se registraron 276 hechos de agresión física por parte de personal penitenciario. Entre el 2000 y el 2015, se contabilizaron 11 mil hechos de malos tratos y torturas hacia personas privadas de la libertad.

Las requisas, esa práctica persistente en las cárceles argentinas

El CELS denuncia que durante los traslados, las requisas y la imposición de sanciones(aislamiento), son las situaciones en las que se registran la mayor
cantidad de denuncias por malos tratos.

Te puede interesar: Cerró el Centro Verde Las Heras, pero la tarea sigue

Cotidianamente, según esta investigación, se denuncian actos de exposición corporal que van desde el cacheo sobre el cuerpo vestido o desnudos parciales, hasta el desnudo total con flexiones y la inspección vaginal o anal.

“Las requisas constituyen una forma de disciplinamiento y control de la población privada de la libertad”.

Informe “El cumplimiento del Estado argentino de la Convención contra la tortura”

Los datos son alarmante, en 2015, se identificaron en el Servicio Penitenciario Federal, al menos 146 casos de requisas vejatorias, que incluían en mayor proporción casos de desnudo total, seguidas y flexiones y en menor medida, prácticas de desnudo parcial.

Según el Registro Nacional de Casos de Tortura (RNCT) en 2014 en la
Provincia de Buenos Aires “6 de cada 10 entrevistados fueron sometidos a traslados constantes durante más de seis meses, y dentro de ese rango el 42% estuvo en esa situación durante más de un año”.

Distintas acciones diarias legitiman la violencia de las autoridades penales hacia las personas privadas de su libertad. Y estos son solamente los datos oficiales, no podemos imaginar aquello que no llega a denunciarse.

Te puede interesar: Continúa la polémica por el limite de edad en el futbol femenino

¿Y de las muertes en encierro alguien habla? En el Servicio Penitenciario
Federal en el periodo que abarca desde 2009 hasta 2015 se produjeron 141 muertes.

“Las muertes violentasen los lugares de encierro ocurren tanto por el ejercicio directo de la violencia como por la falta de intervención por parte del servicio penitenciario”

Informe “El cumplimiento del Estado argentino de la Convención contra la tortura”

En las cárceles del país no solo persisten las muertes de personas detenidas, sino que la tortura y los maltratos son moneda corriente. Pero estos no son factores aislados, el aumento de la población carcelaria, la sobrepoblación y su consecuencia inmediata, el hacinamiento, profundizan este contexto inhumano.

Para seguir el tema, te compartimos nuestro informe “Cárceles: más allá de los límites”


Compartí la nota