Palestina-Israel: claves para entender mejor el conflicto

Si bien ya se decretó el cese al fuego en la zona de la franja de Gaza, el enfrentamiento entre estos dos gobiernos, que a la vez es cultural y religioso viene de hace ya mucho tiempo. En esta nota, algunas claves sobre lo que sucedió y sucede.

Por Carmela Laucirica

Hace 3 días, se decretó el cese al fuego en zonas aledañas a la Franja de Gaza. Pero: ¿dónde es eso? ¿qué estaba pasando? Palestinos por un lado, israelíes por el otro. Esas son las partes que protagonizan un conflicto que no es nuevo, aunque ambas cuentan con apoyo internacional. De este modo, de un lado se encuentra Palestina junto a países como Qatar, Irán, Marruecos, Irak, Omán, Turquía. En el centro, países neutrales como los pertenecientes a la Unión Europea, Rusia y China. Y del otro lado Israel, junto a Austria y EEUU.

Para ubicarnos geográficamente en este conflicto, hay que pensar sobre todo en Jerusalén, un territorio que está en Palestina. Este es considerado tierra santa tanto para el judaísmo, como para el catolicismo y el islam. A la vez, tiene recursos naturales y una ubicación geográfica clave para todos los mencionados.

En Jerusalén, los problemas sobre quién ocupa sus tierras y de qué manera lo hace datan desde la conformación del Estado de Israel como tal. Hace un siglo aproximadamente, el movimiento sionista se decidió a conformar un Estado judío (lo que hoy conocemos como Estado de Israel). Para lograrlo, eligieron el Monte Sion (en Jerusalén) para establecerse. Ahí ya vivía un colectivo árabe-palestino desde hace 13 siglos.

Incluso, si retrocedemos más atrás en el tiempo, cabe destacar que entre 1881 y 1939 se trasladaron 447.000 judíos a Palestina, huyendo de Europa por ser discriminados constantemente dada su religión y costumbres. Luego, durante la Segunda Guerra Mundial, Europa quiso compensar a los judíos por los daños que causó el Holocausto. No debemos olvidar que desde la Primera Guerra Mundial, los británicos controlaban la zona de Palestina por el Mandato Británico de Palestina, dispuesto por la ONU.

Así, los europeos dividen Palestina en dos: una parte para los judíos y otra para los árabe-palestinos. Pero estos últimos no lo aceptan, y se desata una guerra que culmina con la independencia del Estado de Israel en 1948.

Desde ese entonces, es el destino de Jerusalén Oriental el que está en el corazón del conflicto palestino israelí. Ambas partes reclaman su derecho sobre ella. Por un lado, Israel considera a toda la ciudad como su capital, aunque no es reconocida como tal por la mayor parte de la comunidad internacional. Por el otro, los palestinos reclaman a Jerusalén Este como la posible capital de un futuro Estado independiente.

Te puede interesar: “Israel y Palestina dijeron “alto al fuego” después de 11 días en guerra”

Fuente: elmundo.cr

¿Qué pasó a mediados de abril en Jerusalén?

En Jerusalén, a mediados de abril y en plena celebración del Ramadán, Israel impuso restricciones sobre las reuniones cerca de Puerta de Damasco. Si bien la razón fue el Covid-19, grupos palestinos se manifestaron en contra y se enfrentaron a la policía israelí. Puerta de Damasco es donde los fieles musulmanes se reúnen durante los tradicionales encuentros del Ramadán.

Pero esto no fue lo único que desató el conflicto. A la vez, se viralizó un video de tik tok, en donde dos jóvenes palestinos agreden a uno judío ortodoxo en un tren de Jerusalén, lo cual acrecentó las tensiones entre las partes ya mencionadas.

Más aún, durante el Día de Jerusalén, mientras los israelíes marchaban recordando su victoria en la Guerra de los 6 días en donde tomaron la parte oriental de Jerusalén, los palestinos tomaron ese acto como una provocación. Fue ese mismo día cuando palestinos y policías israelíes se enfrentaron fuera de la mezquita Al-Aqsa (en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén), debido a que las fuerzas de seguridad querían que los palestinos abandonen la zona. Más de 200 palestinos resultaron heridos.

Dos días festivos cayeron en el mismo fin de semana de este año. La Noche Musulmana del Poder (Leylet el-Qadr) en la noche del 8 de mayo, considerada la más sagrada del año. Y la festividad israelí del Día de Jerusalén (Yom Yerushalayim) del 9 al 10 de mayo. La misma celebra el día en que las fuerzas armadas israelíes tomaron el control de la Ciudad Vieja en 1967.

Pero esto no es todo, porque a los detonantes del último conflicto armado entre palestinos e israelíes debemos sumarle la decisión de un tribunal israelí. El mismo aprobó el desalojo de familias palestinas en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, para que esas casas las ocupen los israelíes. Concretamente, se trata de una zona de Jerusalén sobre la cuál los judíos intentan avanzar pero no les pertenece.

Leyes desiguales en favor de los israelíes

Sobre esta situación, inciden dos leyes israelíes ciertamente desiguales para las partes involucradas. Una es la Ley de Propiedad de Ausentes, que avala a los israelíes apropiarse de las propiedades que los palestinos “abandonaron” durante el conflicto que ambos tuvieron en 1948. También existe la Ley de Asuntos Legales y Administrativos, que permite a los judíos utilizar títulos de propiedad anteriores al conflicto de 1948 y así recuperar esas tierras. Ambas normativas denotan una clara injusticia, dado que los palestinos no tienen el mismo derecho cuando la situación de las tierras es inversa.

Con todos estos antecedentes, durante la segunda semana de mayo de este año, la organización palestina Hamas lanzó cohetes desde Gaza a Tel Aviv (Israel) y mató a 3 personas. Consecuentemente, el Estado de Israel respondió con bombas que mataron a 48 palestinos e hirieron a 296. Desde hace tiempo, Israel justifica sus ocupaciones y actos violentos en territorio palestino alegando a que los palestinos son terroristas y están asociados al grupo armado Hamás, creado en 1987 para defender el territorio ocupado en Palestina por los judíos.

También te puede interesar: “España y Marruecos: ¿Qué sabemos de la crisis migratoria en Ceuta?”

España y Jordania piden “un impulso decidido” al diálogo Israel-Palestina –  Federación Palestina
Fuente: Federación Palestina de Chile

Más contexto para entender lo que pasa en Oriente Medio

Hace menos de un siglo, en 1948, el Estado de Israel nació como tal tras la Resolución 181 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que dio el visto bueno a la conformación del mismo. Fue el único país creado a través de la ONU. No obstante, la creación del Estado de Israel fue rechazada por más de un país vecino. Y desde entonces se han desatado guerras entre Israel y sus vecinos árabes.

Así, estos conflictos han servido para reforzar la idea israelí de que sólo gracias a su fuerza militar -y a un conveniente apoyo de Estados Unidos- su país va a poder sobrevivir en una región que le es hostil. Con base en las armas y la violencia, Israel ha ido imponiendo poco a poco su idea de debilitar a Palestina e incorporarla de facto a su Estado. Mientras tanto, recibe diversas críticas por fomentar una política de apartheid y contraria al derecho internacional.

¿Qué es Jerusalén Este y por qué es un territorio clave en este caso?

Durante casi dos décadas después de la fundación del Estado de Israel en 1948, la ciudad de Jerusalén estuvo dividida. Jerusalén Este estaba controlada por los jordanos, mientras que Jerusalén Occidental estaba controlada por los israelíes, quienes la convirtieron en su capital. Tras esta división, la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus lugares sagrados quedaron en Jerusalén Este.

¿Qué hay en Jerusalén Este? Dentro de esa zona, se encuentra la Ciudad Vieja, que es el hogar de la Iglesia del Santo Sepulcro donde los cristianos creen que Jesucristo fue enterrado. También alberga la Mezquita Al Aqsa donde los musulmanes creen que el profeta Mahoma hizo su Viaje Nocturno, así como el sitio donde creen que ascendió al cielo. Pero también contiene al lugar más sagrado del mundo para los judíos. Nada menos que la piedra donde creen que Abraham vino a sacrificar a su hijo Isaac, y donde se encontraban el Primer y Segundo Templo en la antigüedad.

Tras la Guerra de los 6 días, Israel tomó posesión de Jerusalén Este. En consecuencia, los palestinos conviven con una autonomía limitada en Gaza y partes de la Ribera Occidental. Mientras, Israel mantiene el control de todas las fronteras y la seguridad. Toda la ciudad de Jerusalén está bajo control israelí. Para ellos, no hay diferencia entre el este y el oeste de la ciudad, sino que la describe como su capital unida.

En esta disputa, el derecho internacional considera a Jerusalén Este, la Ribera Occidental, los Altos del Golán y Gaza como territorio ocupado según las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aunque Israel discuta esa caracterización.

La Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada en 2016, estableció que los asentamientos israelíes en el territorio palestino ocupado “no tienen validez legal”. Así, constituyen una violación del derecho internacional.

Compartí la nota