Más del 70% de las mujeres vivió situaciones de violencia laboral

La información proviene de la encuesta “Condiciones de trabajo y vida cotidiana”, realizada a más de 2.800 profesionales.

Crédito: Amnistía Internacional España

El 75% de las mujeres declaró haber estado expuestas a una experiencia de violencia de género laboral, según el trabajo realizado por la Federación de Profesionales de Córdoba (Fepuc), la Facultad de Ciencias Sociales (FCS-UNC) y la Asociación de los Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (Adiuc).

En la encuesta se preguntó si vieron o vivieron situaciones de discriminación o agresión en sus lugares de trabajo, a lo que siete de cada 10 (71%) profesionales -hombres y mujeres- indicaron haber presenciado o sufrido al menos una situación de discriminación y violencia en el ámbito laboral.

Según el estudio, estas diferencias se profundizan según los géneros. Por ejemplo, el 64% de los hombres identificaron estas situaciones de violencia o discriminación, y más del 70% de las mujeres atravesó hechos de este tipo.

Datos para tener en cuenta, sobre las causas más frecuentes que se mencionan como fuente de discriminación o violencia por razones sexo-genéricas en el espacio laboral:

  • Más del 50% de las respuestas dadas refieren a episodios donde se minimizaron o ridiculizaron reclamos de una/e compañera/e debido a su identidad sexo-genérica.
  • La falta de reconocimiento y crédito del trabajo de una/e compañera/e es la segunda causa más frecuente, indicada por más del 45% de los profesionales.
  • La misma frecuencia (45%) se observa en aquellas situaciones asociadas a chistes o comentarios ofensivos hacia una/e trabajadora/e.

Visibilizar su existencia posibilita avanzar en el reconocimiento que los espacios laborales producen y reproducen violencias y discriminaciones por razones sexo-genéricas pero también constituye un ámbito estratégico para su erradicación”.

Alicia Soldevila, docente e investigadora de la FCS-UNC, sobre la importancia del trabajo realizado en torno a violencias y discriminación.

Los datos presentados el 8 de marzo, brindados a partir de un informe preliminar, también reflejan la brecha de ingresos en relación al género.

Te puede interesar: “Gatillo fácil: marcharán hoy exigiendo justicia por Abel Suarez”

La investigación es clara: en Córdoba se reafirma la brecha de ingresos laborales entre hombres y mujeres profesionales. La información así lo revela, ya que el promedio de ingreso de ellas fue de $69.977 – a noviembre 2020-, mientras que el de ellos fue de $102.276, lo que implica una brecha del 32%.

En el sector privado hay mayor discriminación por ingresos, elevando la brecha promedio a 42%. La encuesta muestra que por cada 100 pesos que los hombres perciben por su trabajo, las mujeres reciben, en promedio, 58 pesos.

“La gran brecha de ingresos laborales detectada en el sector privado reafirma la necesidad de dar fin a la actual desregulación de los honorarios profesionales en la provincia de Córdoba, que dio paso a un escenario fértil para mayores desigualdades en perjuicio de las mujeres”

Nora Vilches, presidenta de la Fepuc.

En cambio, la investigación señala que el empleo público formal es igualador, porque permite acercar las condiciones del empleo femenino a las del masculino, en particular en cuanto a ingresos. Allí la brecha es del 13%, mientras que en el tercer sector es del 20%.

Te puede interesar: ¿En Córdoba se garantiza el aborto legal?

El estudio afirma que otra fuente de diferencias importante son las categorías de ocupación:

  • Los profesionales que se desempeñan de manera independiente o aquellos que trabajan bajo contratos de locación de servicio reflejan las mayores disparidades de ingresos entre géneros, rondando el 40%.
  • Los empleos en relación de dependencia, muestran un mejor acceso al derecho a una remuneración equivalente, si bien registran diferencias de más del 20% en perjuicio de las mujeres.

Todavía falta mucho camino por recorrer, muchos derechos por conquistas, para que la igualdad sea real para todas las personas de la sociedad.

Fuente: https://sociales.unc.edu.ar/

Compartí la nota