Denunciaron penalmente a Schiaretti por demorar el pedido de ayuda a la Nación

Cada vez más voces se suman en repudio al accionar tardío del gobernador de Córdoba, respecto a los incendios.

Incendio en Bosque Alegre. Foto: Pedro Castillo. Fuente: La Voz.

Por Cristian Dominguez

Este lunes por la tarde, el biólogo y presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), Raúl Montenegro, presentó una denuncia penal contra el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Lo hizo junto al abogado Juan Smith, reconocido por llevar adelante otras luchas ambientales en la provincia.

En la acusación, pidieron a la Justicia que investigue al mandatario por haber demorado en forma injustificada el pedido de apoyo a otras jurisdicciones, lo cual impidió contar con Bomberos Voluntarios y tecnología suplementaria para apagar fuegos.

Según informó la agrupación Vecinxs del Chavascate en un comunicado por redes, la denuncia entró por la Mesa Permanente de Tribunales 2 y recayó en la Fiscalía del Distrito 2 Turno 5. Y, dada la influencia que puede tener el denunciado en gran parte de las pruebas a ser evaluadas por el fiscal, ambos consideraron que se debía actuar “en forma urgente”.

El doctor Raúl Montenegro, premio Nóbel Alternativo 2004, explicó en la denuncia que “a raíz de esa demora en declarar la Alerta Roja, durante buena parte de los 10 días en que solo actuó el Plan Provincial de Manejo del Fuego fue evidente que los incendios excedieron la heroica capacidad de trabajo de los Bomberos Voluntarios y la insuficiente disponibilidad de aviones hidrantes”.

En ese sentido, sostiene que “poco le importó al gobernador el agotamiento de los Bomberos Voluntarios y la atroz cantidad de hectáreas quemadas“.

Montenegro recordó que el gobierno de la provincia “no hizo suficiente prevención de incendios ni a fines del año 2019 ni en el 2020, aún sabiendo que estábamos en un período extremadamente seco, y en una provincia con una larga tradición de fuegos cuyos sectores más beneficiados se vinculan a la expansión de la agricultura industrial, la ganadería y los negocios inmobiliarios. Aunque por ley no se puede cambiar el uso del suelo, la ineptitud de la Secretaría de Ambiente de la provincia no garantiza que el uso del suelo siga siendo el mismo”.

El abogado Juan Smith indicó que “claramente hubo una reticencia a solicitar ayuda, en una especie de delirio de autonomía y separación, como si los cordobeses no fuéramos parte de una Nación y pudiéramos necesitar, como era este el caso, el auxilio del resto del sistema del combate al fuego”.

“La Provincia de Córdoba inició un camino desde hace décadas, acentuado o profundizado en estas últimas dos, en el que concentró nuestros bienes comunes en pocas manos para convertirlos en dinero y, a su vez ese producido, concentrarlo aún más en menos manos. La magnitud de estos incendios tiene su razón de ser en esa ideología”, explicó Smith.

Y agregó: “Esperamos que los Fiscales en lo Penal y Económico estén a la altura de las circunstancias dramáticas que estamos viviendo los cordobeses, dándole trámite a esta denuncia y llegando con la Investigación Penal Preparatoria hasta las últimas consecuencias sin miramientos respecto de la persona denunciada. La justicia debe demostrar que no hay privilegios para nadie y que todos estamos subsumidos a la ley, incluso el Gobernador”.

Te puede interesar: “Hay que romper con el discurso de echarle la culpa al clima”

El reclamo de Kopta

Paralelo a la denuncia penal pero en la misma sintonía, el biólogo del Foro Ambiental Córdoba, Federico Kopta, planteó públicamente que la Justicia debe investigar por qué los brigadistas nacionales fueron convocados el jueves pasado y no antes.

“Hay decisiones de orden político. Esto requiere de una investigación judicial. Es grave y no puede haber pasado”, dijo a Cadena 3.

El especialista remarcó que las condiciones meteorológicas del pasado miércoles eran previsibles y, en el contexto de la voracidad de las llamas, los brigadistas debieran haber sido convocados antes.

Cabandié volvió a Córdoba con 65 brigadistas de la Nación
La semana pasada, el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, sobrevoló las zonas afectadas en Córdoba.

“Es terrible”

Más de 190 mil hectáreas se incendiaron este año en Córdoba, según un relevamiento del INTA. Es el récord de hectáreas quemadas más grande de los últimos 20 años.

Para Kopta esto es “terrible” ya que se podría haber evitado. “No siempre se trata solo de extinguir el fuego, sino el trabajo de la prevención. Allí es a donde los esfuerzos deben estar puestos y es donde deberían haberse puesto. Son desastres que deberían haberse prevenido y no se hizo”, explicó.

Su valoración coincide con la de Raúl Montengro, quien además destacó que el Gobierno de la Provincia “parece no darse cuenta, o no quiere hacerlo, que cada año hay menos ambiente nativo para quemar”.

El gobernador y su gabinete creen que después de un incendio basta con plantar árboles. No se dan cuenta que los incendios y los desmontes matan biodiversidad, es decir cientos y miles de especies, desde virus, bacterias y hongos a insectos, vertebrados y árboles que solo los remanentes intactos de ambiente nativo pueden reconquistar. Alguien tiene que explicarle al Señor Juan Schiaretti que la biodiversidad de un ecosistema no se planta, pues depende de un proceso de sucesión ecológica o ecosucesión que lleva muchísimo tiempo, años, décadas y según los lugares, hasta siglos”, apuntó el presidente de FUNAM.

Las 191.000 hectáreas quemadas le han quitado un trozo de presente y futuro a los cordobeses de hoy, y a los que todavía no han nacido“, concluyó Montenegro.

×