Científicos argentinos alertan por las consecuencias del uso del glifosato

Una investigación realizada por científicos argentinos confirmó que el glifosato (herbicida) junto con arsénico -presente de forma natural en amplias regiones- causan daño genético y alteración hormonal, asociados a enfermedades como el cáncer.

“No tengo dudas de las consecuencias del glifosato. Es tóxico y causa efectos muy nocivos. Hay más de 1000 trabajos científicos que lo confirman”, comentó Rafael Lajmanovich, científico a cargo de la investigación, al diario Página 12 .

Lajmanovich – profesor titular de la Cátedra de Ecotoxicología de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral e investigador del Conicet – confirmó que las sustancias analizadas tienen un efecto sinérgico, se potencian, y producen graves consecuencias.

A esa conclusión llegó luego de 180 días de estudiar, junto a un grupo de científicos, el efecto del glifosato con el arsénico que se encuentra presente de forma natural en agua y suelos de Argentina (muchas de las zonas agrícolas).

Te puede interesar: Ciudad de Córdoba, buscan regular el uso de agroquímicos en zonas de cultivo

La investigación reveló: disrupción hormonal, es decir, aumento en la concentración de hormonas tiroideas; mayor proliferación celular, observaron como subió su tasa normal de división celular; y genotoxicidad, encontraron daño en el material genético. 

Según informó el director de la investigación a página 12 realizaron un trabajo experimental sobre anfibios que consistió en dos etapas. La primera se baso en las concentraciones de tipo aguda a letales(de ambos tóxicos) y se demostró que existía sinergia.

Te puede interesar: Denuncian nuevas fumigaciones ilegales en Sebastián Elcano

La segunda se baso en una medición de efecto crónico, que consistió en un mes expuestos a dosis sub-letales , es decir, en cantidades presentes en escenarios naturales. El trabajo experimental demostró daño genético y alteración hormonal.

“Los resultados presentados aquí deberían ser motivo de preocupación para los sistemas (responsables) de la salud humana y de la vida silvestre”, escribieron los investigadores argentinos sobre su trabajo.

Fuente Página 12

Por Emi Urouro

×