Avanza la agricultura sustentable en Córdoba

El modelo productivo tradicional es criticado por sectores ambientalistas y sociales, no solo porque afecta al ecosistema, sino porque impacta en la salud y economía de las personas.

Fuente: La Nueva Mañana

Existes otras lógicas de desarrollo, que contemplan el cuidado y la preservación de nuestros recursos naturales, mediante una relación respetuosa con la tierra.

En esta oportunidad, nos comunicamos con Emilia Solfanelli, integrante de Hortícolas Tarijeños, una organización que vincula productores pequeños con la sociedad cordobesa.

El grupo está conformado por cinco familias bolivianas productoras, se encuentran Colonia Caroya, a 50 km al norte de Córdoba Capital. Y tiene un vinculo clave con la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT)

El proyecto que unió a estas personas surgió en 2020, a partir de la pandemia, cuando se empezó a comercializar la verdura por medio de bolsones. Primero, el objetivo fue poder acercar el producto a las familias que no podían salir tanto (adultos mayores, madres con menores en casa, y gente con movilidad reducida).

Te puede interesar: El Gobierno reglamentó el Sistema de Registro del Programa de Cannabis

Con el paso del tiempo, las aperturas de diferentes actividades y el aumento de circulación social, impulsaron la ampliación del proyecto Hortícolas Tarijeños.

“Actualmente comercializamos bolsones de verduras de 5 kilogramos, con siete variedades”, contó Emilia.

En relación al punto anterior, agregó que -por ahora- es una producción que esta en transición hacia la agroecología, o sea, algunas variedades son manejadas de manera agroecológica, y otras con un modelo convencional de producción.

Para continuar con la idea de un nuevo modelo productivo, invitaron a otras organizaciones y personas particulares a abrir “nodos de distribución” en diferentes puntos de la provincia.

Te puede interesar: “Movimiento Verde Cordobés: la primera alternativa política ambiental y ecológica”

En Colonia Caroya, trabajan con la agrupación social “La bicicleta”, que tiene una biblioteca popular y una radio comunitaria. Ese espacio comercializa bolsones y financian una parte de la organización.

Además, hay nodos en: Salsipudes, en un comedor comunitario; Agua de Oro, Jesús María; el local del Movimiento Campesino de Córdoba, a monte adentro.

“Esto permitió comercializar la verdura de las familias, directamente del consumidos al productor, tiene un costo hoy de 400 pesos cada bolsón. La idea es que se pueda acercar siempre verdura de estación, fresca, se corta la tarde anterior (se corta los jueves, los repartimos los viernes). Esta lógica de los nodos de distribución fue inspirada en el trabajo de compañeros/as de la UTT”

Emilia Solfanelli, integrante de Hortícolas Tarijeños

El grupo no solo distribuye los bolsones, también comercializan mapples de huevos de productoras avícolas de Colonia Caroya, que son pequeñas, y que están organizadas en un grupo que se llama “las hueveras”.

Esa organización está conformada por un grupo de mujeres, y surgió de un programa “pro huerta” INTA. La idea en esos nodos es empezar a comercializar otros productos de la zona, sumando producciones de compañeros/as, cooperativas, pequeños productores, etc.

“El desafío más próximo es poder tener producción agro ecológica al 100%, que en eso estamos, ya sumamos a un compañero técnico que nos ayuda en esa parte”, dijo la entrevistada.

En relación al punto anterior, comentó que el beneficio de este trabajo, para la organización, es poder comercializar a precio justo la producción y no tener que rematarla por nada en el mercado o en las verdulerías de las zona.

Además, fomentan que las personas puedan acceder a un alimento freso, de calidad y directamente del productor a un precio justo.

Compartí la nota