EMA Albiazules feministas: “Exigimos espacio en la toma de decisiones, el club es nuestro”

El fútbol es uno de los deportes donde el machismo y los pactos de silencio impactan en su práctica y en sus jugadoras. Hablamos con Maia Romero de EMA Albiazules Feministas, sobre las oportunidades participación y perspectiva de género dentro del Club.

Albiazules feministas: “Exigimos espacio en la toma de decisiones, el club es nuestro”. Crédito: EMA Albiazules feministas

Por Emi Urouro

Hace más de una semana, la organización realizó una denuncia en donde repudió la contratación del jugador Diego García, que está imputado por violación, fichaje realizado recientemente por Talleres. 

En relación al punto anterior, el 24 de abril, emitieron un comunicado en conjunto con los espacios de Pinchas Feministas y Área de Género Hockey Estudiantes de La Plata sobre la situación del futbolista.

Ese texto tiene como objetivo repudiar y exponer el pacto en las personas que dirigen la vida institucional de estos clubes, y que además de proteger a García, demuestran un total desinterés por crear espacios libres de violencias y con perspectiva de género.

“Manifestamos nuestro total apoyo y acompañamiento a la víctima, quien recientemente ha tenido la enorme valentía y coraje de manifestarse públicamente. Exigimos el mayor de los respetos a su persona y pedimos empatía ante la situación que está viviendo”

Comunciado EMA, Pinchas Feministas y Área de Género Hockey Estudiantes de La Plata.

Las agrupaciones insisten en la necesidad de contar con espacios institucionales donde prevalezca la voluntad política y el real compromiso de trabajar para erradicar todo tipo de violencias por cuestiones de género, que deconstruyan prácticas violentas, y que cuenten con los instrumentos para acompañar adecuadamente a las víctimas: “y no como en este caso, que sean abandonadas y desprotegidas”

“No pretendan que ignoremos que acá hay una víctima de violencia de género, y que dos clubes- nuestros clubes- se lavaron las manos y que, tanto con su silencio como con sus acciones, dejaron en evidencia la continuidad del pacto entre varones existente e imperante en nuestras instituciones, priorizando los intereses económicos por sobre la integridad de quienes habitamos los clubes”, enfatiza el comunicado.

Ahora bien, como anticipamos al inicio de esta nota, nos comunicamos con Maia Romero de EMA Albiazules Feministas, para hablar sobre la deuda en materia de perspectiva de género que tiene Talleres. Y nos contó sobre como surgió esta agrupación que busca revertir esa situación.

Te puede interesar: Feminismos contra la contratación de Diego García, imputado por violación

EMA surgió a partir de un encuentro de mujeres albiazules que se hizo 2017, donde se reunieron todas las mujeres que forman parte del club: periodistas, jugadoras, hinchas, socias, trabajadoras y demás. En 2019, las personas que fueron base de ese encuentro hicieron un encuentro abierto, para ampliar el espacio y que más personas se sumen:

“Ahí entramos a conocernos, nuevas socias, hinchas, militantes, que nos encontramos en la necesidad de organizar y tratar de llevar un poco mas de equidad al club,considerando que hasta el momento ninguna de las dirigencias se había planteado esta alternativa”

Crédito: EMA Albiazules feministas

A partir de ese encuentro empezó a correr lo que es la organización de las compañeras nuevas, a poner en común objetivos, puntos de vista, perspectivas y prioridades. Desde el 2019 están juntas y organizadas.

Te puede interesar: “El caso de Cecilia Basaldúa no avanza y su familia vuelve a marchar”

La participación dentro del club es la que puede llegar a tener una socia, y en este caso están en desacuerdo con muchas situaciones y expresiones de las autoridades, así que su incidencia es muy escasa en base a la apertura que les dan, si bien, el club es de las socias/os ahora parece que es de las pocas personas que están en la dirigencia.

En relación al punto anterior, la entrevistada explicó que desde afuera, intentan exigir y demandar recursos básicos, pero no les dan mucho espacio.

“No tenemos injerencia en las decisiones que toma el Club, nunca. Lo que si hacen es darnos un espacio cuando empezamos a hacer un poco de ruido. En lo individual a algunas personas las han llamado para que vayan a la boutique, a otras las han acosado ‘trolls’ por redes sociales, cuando no estuvieron de acuerdo con alguna acción”

Maia Romero de EMA Albiazules

Siguiendo esa línea, Maia contó que les dan un lugar para participar en algún tema luego de solicitar ese espacio por varios meses, como paso con el protocolo de erradicación de la violencia en en club, cuando las llamaron para decirles que lo habían leído pero que no era viable: “Ojalá pudiéramos tener espacios en cuanto a las decisiones, ya que el club es nuestro”.

Respecto a las disidencias, a las posturas feministas, ya todo lo que pueda llegar a ser inclusión, no tienen espacios en Talleres. Romero señaló que si bien el Club tiene videos o posteos sobre las temáticas, a la hora de las acciones su participación es nula.

“Lo único que necesitan es que paguemos la cuota socia y deportiva para que ellos tengan un rédito y sacar adelante al club dentro según sus intereses. Ya sabemos que todo es fútbol masculino, que tiene muchísima entrada y fluidez de dinero. Por ahora, no tenemos lugar pero eso no significa que no vayamos a seguir peleando por lo que es necesario”, dijo la entrevistada.

Por otro parte, Romero resaltó que, en base al fútbol femenino, la atención es muy escasa, las compañeras de fútbol estuvieron mucho tiempo sin DT. Desde la organización pesaban que, por política o para hacer publicidad, el club iba a apostar al equipo de mujeres, pero no ha sido así.

En 2021 estuvieron un mes sin director técnico, algo impensado para la rama masculina, pero que en la parte femenina pasó cómo si nada. Estas jugadoras entrenan en cancha de tierra, no tienen insumos para la práctica, por ejemplo, faltan pelotas de fútbol. A lo anterior, la entrevistada suma que los sueldos son muy bajos, en lo que respecta a los profesores (hay uno solo): “no hay ningún deseo ni intención clara de apostar al fútbol femenino”.

En Talleres son las compañeras quienes se asisten cuando hay lesiones, es la jugadora quién debe cubrir con su obra social cualquier percance. Ahora, EMA hace rifas para juntar dinero y poder acompañar a estas deportistas cuándo surja algún problema, porque el Club no da indicios de querer mejorar la situación.

Compartí la nota