El caso de Cecilia Basaldúa no avanza y su familia vuelve a marchar

A un año del femicidio, su padre formó parte de una nueva manifestación frente a la comisaría de la ciudad. Allí, solicitó que los policías “hagan lo que tienen que hacer”.

Daniel Basaldúa y Susana Reyes, los papás de Cecilia, frente al mural ubicado en Núñez. Foto: Luciano Thieberger.

Este 25 de abril se cumplió un año del femicidio de Cecilia Basaldúa, la mujer de 35 años que fue hallada sin vida en Capilla del Monte tras estar desaparecida 20 días. Frente a la comisaría, su padre encabezó un pedido que atraviesa a todos los que se manifestaron por lo sucedido: que los policías “hagan lo que tienen que hacer”. El principal reclamo es sobre el avance de la causa, la cual no prospera desde hace tiempo.

Hasta ahora, la fiscal a cargo Paula Kelm pidió la elevación a juicio de la causa que tiene como único imputado a Lucas Bustos. Según la familia de Cecilia, Bustos no es más que “un perejil”. Sin embargo, permanece en la cárcel de Cruz del Eje, imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado por violencia de género y criminis causae.

La decisión de cómo continuar con la causa está en manos de un juez del fuero civil, lo cual preocupa a la familia de la víctima. De llegar a juicio, sospechan, el femicidio de Cecilia quedará impune tras demostrar “la orfandad probatoria” de la causa. “No hay elementos concretos que incriminen a Bustos ni que prueben que estuvo con Cecilia”, señaló Daniela Pavón, abogada de la familia de Cecilia.

Para la letrada que asesora a la familia, “está demostrada la absoluta falta de perspectiva de género en el expediente”. Entre las hipótesis que señalan los familiares, apuntan que la causa está relacionada con una red de trata o de tráfico de drogas.

Hace algunos meses, un audio de WhatsApp se hizo viral. En él, una presunta testigo relataba lo ocurrido la noche del crimen. Los acusados por esta persona como autores del crimen fueron dos policías y una mujer, junto a Mario Gabriel Mainardi. Cabe recordar que Mainardi fue el último en ver a Cecilia con vida. Nunca ubicaron el origen del audio ni a la testigo del hecho.

Te puede interesar: “Nueva movilización por el femicidio de Cecilia Basaldúa”

Por su parte, la secretaría de Derechos Humanos de la Nación también es querellante en la causa. Su titular, Horacio César Pietragalla Corti, emitió un comunicado sobre la situación del único acusado. “El joven Lucas Bustos es el único imputado y detenido, pese a que no existe en el expediente ninguna prueba fehaciente de que haya estado en contacto con la víctima”, afirmó.

“La única evidencia que pesa sobre el acusado es una supuesta confesión realizada en una comisaría, cuyos únicos testigos son dos agentes a quienes Bustos denunció por torturas. Luego de ese hecho, y ya en sede judicial, el joven negó haber sido el autor del femicidio”, añadió Pietragalla Corti.

Por su parte, en diálogo con Télam, el padre de Cecilia -Daniel Basaldúa- remarcó que “no se investigaron circunstancias muy importantes. Nuestra sospecha es que no se busca el esclarecimiento. Se desvió la investigación para proteger a los responsables. No se investigó a las últimas personas que estuvieron con mi hija. Tampoco se conoce dónde estuvo y con quiénes”.

Si sos víctima de violencia de género podes llamar al 144 de manera gratuita en todo el país. La línea está habilitada las 24 horas, los 365 días del año.

Compartí la nota