Violencia institucional: “Necesito que se haga visible lo que pasa en Córdoba”

Soledad Laciar, madre de Blas Correas, expuso este miércoles ante la Comisión Conjunta de Seguridad Interior y Derechos Humanos y Garantías, de la Cámara de Diputados de la Nación.

Concentración para marchar por Blas Correas asesinado en un hecho de gatillo fácil Colón y Gral. Paz marcha del silencio protesta justicia por blas violencia policial policia de cordoba #JusticiaPorBlas foto facundo luqueLVI |

La madre del joven asesinado por la policía,  se presentó en una reunión vía Zoom en el marco del “Proyecto integral contra la violencia institucional”, una iniciativa que busca prevenir y erradicar los episodios de violencia ilegal por parte de las fuerzas policiales, de seguridad y de servicios penitenciarios.

Esta iniciativa fue presentada por la diputada Paula Penacca (Frente de Todos), titular de la Comisión de Seguridad Interior; por el diputado de la Comisión de Derechos Humanos Hugo Yasky (Frente de Todos), y por el legislador y dirigente del Movimiento Evita Leonardo Grosso (Frente de Todos).

¿Qué busca el “Proyecto integral contra la violencia institucional”? Tiene como objetivo establecer diferentes pautas de acción frente a las denuncias por abusos policiales con el propósito de que la recepción de estas se realice a través de un mecanismo transparente y eficaz.

En relación al punto anterior, el texto incluye un programa de reentrenamiento y formación con una perspectiva transversal de derechos humanos para las fuerzas de seguridad. Además, establece principios básicos sobre el empleo de armas letales y no letales cumpliendo con los estándares internacionales.

Te puede interesar: La UNC demostró que la Sputnik V es eficaz contra la cepa de Manaos

Ahora bien, en agosto del 2020, Blas Correas tenía 17 años y viajaba junto a varios amigos en un auto que recibió cuatro impactos de bala luego de pasar un control vehicular policial. Luego del ataque perpetrado por agentes de seguridad, el joven falleció.

“Soy la mamá de Blas Correas, asesinado el 6 de agosto pasado en la ciudad de Córdoba. No pertenezco a ninguna agrupación, creo que todavía uno no termina de caer en esto que nos está pasando y no sé bien dónde uno está pasando. Blas venía con unos amigos en un auto, dentro de la ley y de lo que se les permitía; en un retén policial armado en el momento los esperaron con las armas desenfundadas y les dispararon”, recordó Soledad.

En su exposición, contó que cuando Blas dijo que lo habían herido, “el amigo que manejaba aceleró, llegó a una clínica y lo bajaron con vida, pero no lo quisieron atender. Su amigo intentó ir a otro hospital, pero la Policía lo frenó a las pocas cuadras y no lo dejaron seguir. Le dijeron que mi hijo estaba muerto”.

Te puede interesar: “Coronavirus en Córdoba: hay 4.484 nuevos casos y 22 fallecimientos”

Ante legisladores y legisladoras nacionales, dijo que la razón por la que estaba ahí es porque parece que la Policía no forma parte del poder político: “El señor gobernador de Córdoba (Juan Schiaretti) y el ministro de Seguridad (Alfonso Mosquera) han hecho caso omiso a los reiterados pedidos para juntarnos con ellos”

Sobre el punto anterior, comentó que el padre de Blas y el hermano, fueron a una reunión en la Legislatura que no se filmó y no se grabó, en la que “se les cagaron de risa, entre ellos la señora De la Sota (en relación con la legisladora Natalia)”

La causa lleva 9 meses de investigación, está a cargo del el fiscal José Mana,hay 18 imputados, tres de una clínica y el resto policías. En otro momento de la presentación virtual, Laciar fue clara, y enfatizó: “Necesito que se haga visible lo que pasa en Córdoba; a pesar de ser una provincia grande, acá la Policía es un desastre”.

“¿El ministro de Seguridad no tiene nada que ver? ¿El jefe de Policía no tiene nada que ver? Es un caso de corrupción y de violencia institucional. Con el caso de mi hijo intentaron hacer un lavaje de cara, dos meses después mataron a Joaquín (en referencia a Joaquín Paredes, asesinado en un operativo policial en Paso Viejo), pero, como fue en un pueblo del interior, no le dieron bolilla. (…)Acá pasan muchas cosas y les pido que hagan algo”, concluyó Soledad.

Compartí la nota