Vendían bidones vacíos con restos de glifosato a la comunidad wichi

Los recipientes fueron secuestrados por su altísima peligrosidad. Hay dos detenidos.

La semana pasada, personal del Senasa y fuerzas de seguridad secuestraron en un local de Santa Victoria Este, en el Chaco salteño, un total de 300 bidones de glifosato vacíos, algunos con restos del poderoso herbicida.

El glifosato es utilizado en zonas rurales para fumigar, se trata de un herbicida utilizado para los cultivos con semillas transgénicas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es probablemente cancerígeno.

Según afirmaron distintas fuente al medio El Tribuno, los mismos estaban a la venta y un lote ya había sido repartido entre familias de las comunidades wichis y otros pueblos originarios.

Para almacenar la escasa agua que existe en la zona, afectada por sequías interminables, miembros de la comunidad wichi necesitan de este tipo de recipientes bidones. No obstante, algo que de seguro no necesitan es recipientes con restos de venenos.

Las mismas fuentes que confirmaron este hecho, lo vincularon con algunas de las muertes de los niños y niñas wichis.

Te puede interesar: Tres niños wichis fallecieron esta semana en Salta: víctimas de la pobreza.

A causa de esto hay dos detenidos: un ciudadano de Bolivia junto a otro comerciante de la zona. Se trata de un delito de suma gravedad que atenta contra la seguridad pública y la salud de la población. Según lo tipificado por la ley prevé una pena que va desde los 3 hasta los 10 años de prisión. Esto último en alusión a la pena que podría recaer sobre el comerciante que tenía los bidones apilados listos para la venta.

Por Cristian Dominguez

Fuente: El Tribuno

×