Una volanteada solidaria para pedir la estatización de la Hidrovía Paraná

Desde el Frente por la Soberanía Nacional, que incluye a 150 organizaciones, realizaron una volanteada para visibilizar la problemática de la principal hidrovía del país. ¿Qué exigen? Que el gobierno nacional, no licite y tome el control de la hidrovía por la que “se factura un estimado de 60.000 millones de dólares, de los cuales el pueblo argentino no ve ni un peso”.

El Frente por la Soberanía Nacional realizó una volanteada solidaria para pedir la estatización de la Hidrovía Paraná, este lunes por la tarde. De este problema no se conoce mucho y se trata de la principal vía acuática comercial del país. Desde la organización piden que se derogue el decreto 949/20 firmado por el presidente, Alberto Fernández.

También te puede interesar: Cuerpo-Territorio, ¿Cómo afectan a la salud las problemáticas socioambientales?

Conversamos con los integrantes de la organización que explican que el DNU “condena a la Argentina a resignar toda su soberanía fluvial, portuaria y marítima en beneficio de las multinacionales“. Dicho decreto permite la licitación “para la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y mantenimiento de la vía navegable troncal”. Básicamente, se licita el control de la hidrovía.

Entonces, además de pedir la estatización de la hidrovía, se exige: no a la licitación del Paraná y el Río de la Plata; derogación del decreto 949/20 que beneficia a las multinacionales; administración y control estatal de todos nuestros puertos y vías navegables; y un Ministro de Transporte patriota que luche por recuperar lo que nos arrebató el neoliberalismo.

Desde el Frente por la Soberanía Nacional indican: “Nos manifestamos a nivel nacional porque no toleramos la continuación de políticas neoliberales en un hecho tan trascendental para el pueblo argentino como lo es su soberanía nacional”. Al respecto, explican que por Río Paraná y Río de la Plata, se va el 50% de la proteína vegetal y animal que consume el mundo y también el 80% del comercio exterior argentino. Todo sin el más mínimo control estatal.

A su vez, desde la organización manifiestan que el control de la hidrovía podría ser una fuente de ingresos considerable. “Entre contrabando y exportaciones “legales” se factura un estimado de 60.000 millones de dólares, de los cuales el pueblo argentino no ve ni un peso porque eso se va a paraísos fiscales o se fuga. SI controláramos como correspondería, Argentina podría reducir drásticamente la indigencia y la pobreza, como mínimo”.

Afirman que el decreto 949/20 donde “condena a la Argentina a resignar toda su soberanía fluvial, portuaria y marítima en beneficio de las multinacionales”. Y agregan que la continuación de este modelo reafirma las políticas neoliberales de Menem cuando en 1995 junto a Cavallo privatizaron nuestros puertos cediendo todo control sobre las vías navegables y territorios.

Además, plantean que la licitación del control del río es fruto del modelo agrotóxico, exportador, extractivista y terricida que se profundiza, “concentrando la tierra, fumigando pueblos, desmontando nuestro bosque nativo, envenenando nuestros alimentos, instalando mega minería, contaminando nuestra agua, controlando nuestra economía, generando pobreza y deuda y todo lo que ya sufrimos”.

El 30 de abril vence la concesión de la hidrovía, aunque ya se emitió una resolución de prórroga por 90 días. Desde el Frente por la Soberanía Nacional afirman que, al contrario de lo que plantearon Fernández y el ex ministro Meoni, tenemos la capacidad y los recursos para controlar la hidrovía.

Por último, manifiestan que a través de la estatización de la hidrovía, “Argentina generaría miles de puestos de trabajo, recuperaría el control de las divisas, de su moneda, de los precios de los alimentos, de su propia economía. El Estado recuperaría en tan solo ocho meses lo que invertiría en Estatizar la Hidrovía y administrar y controlar los puertos”.

Concluyen afirmando que, “es un tema que afecta a toda la ciudadanía, por eso invitamos a todas las organizaciones, partidos, sindicatos, ciudadanos, a sumarse a luchar por lo que nos corresponde”.

Compartí la nota