Un zoológico en Córdoba, múltiples visiones

Tras un debate entre distintas visiones, cuyo escenario fue nuestra cuenta de Instagram, decidimos seguir hablando sobre el zoológico de Córdoba. Con dos voces paralelas, un empleado del zoo y un biólogo local, volvemos a poner sobre la mesa la situación de todos los que conforman el zoo.

Hace unos días se produjo un gran debate, que nació en nuestras publicaciones de Instagram, y nos impulso a seguir hablando sobre el zoológico de Córdoba. Por un lado, la situación económica y de los empleados de este lugar. Por el otro, la mirada de un biólogo local, que busca informarnos sobre la situación de los animales desde una perspectiva científica.

Para conocer más la situación de los empleados, charlamos con uno de ellos. Humberto nos habló sobre cómo transitan lo laboral desde que comenzó la cuarentena, la cual les afecta el bolsillo significativamente. Desde el comienzo del aislamiento, los trabajadores exigen el cobro de sus salarios.

Ante la negativa del dueño del zoo, los empleados decidieron elevar una carta con su pedido, amparados por su gremio. En él, no sólo se reclaman los salarios, sino también los insumos correspondientes para trabajar y el alimento necesario para los animales. “De cierta cantidad de comida que se le compraba a los animales, ahora se les compra mucho menos”, afirmó Humberto.

Te puede interesar: “En plena cuarentena persiste la gordofobia en redes sociales”

Denuncian por “sufrimiento innecesario” al zoológico de Córdoba ...

Tras insistir en el pago de salarios y en la compra de insumos, distintos empleados del zoológico fueron agredidos por quienes administran el establecimiento. A la vez, el dueño del zoológico afirma que depende de préstamos bancarios o del financiamiento de la Municipalidad de Córdoba para pagar sueldos.

Tras la declaración de la cuarentena el 20 de marzo, los empleados del zoo siguen trabajando. Sin embargo, se encuentran con la dificultad de ser menos para el trabajo, ya que parte del personal no puede cumplir con sus funciones. Esto se da porque viven fuera del municipio o porque se encuentran enfermos o lesionados.

La situación de los animales, vista por un biólogo

Además de la cuestión salarial, existe otra preocupación que gira entorno al zoológico: los animales que allí viven. En primer lugar, Ramiro -biólogo cordobés- explica que hace ya tiempo el zoológico se encuentra en un proceso de transformación. Esta iniciativa se inclina a brindar una mejor calidad de vida para los animales, además de brindar espacios educativos y de investigación.

“El zoológico cumple una gran cantidad de funciones que son importantes, tanto para la sociedad como para los animales, por lo cual un cierre del mismo no sería positivo para nadie”, afirma Ramiro. Para él, áreas como la educativa y de investigación deberían conservarse, eliminando actividades como los shows acuáticos.

Se está trabajando para convertir el Zoo de Córdoba en Parque ...

¿Cómo educan desde el zoo?

En cuanto a su función educativa, el biólogo destaca que no sólo se trata de visitas escolares, sino también la posibilidad de formación que tienen estudiantes universitarios. Entre ellos, están los que estudian biología, quienes pueden trabajar dentro del zoológico. En su labor, no sólo aprenden, sino que mejoran la calidad de vida de los animales.

Como estudiante, uno puede acceder a un contacto cercano no sólo con animales sino con equipamientos de investigación. Incluso, dentro del zoológico está la sede del Centro de Zoología Aplicada, en donde se realizan diversas investigaciones. Además, se dictan cursos, masters y materias de diversas carreras universitarias.

Las jirafas llegan por primera vez al Zoo de Córdoba

¿De dónde vienen los animales que llegan al zoológico?

Según Ramiro, los animales llegan al zoológico por dos vías: la primera y principal, es de la mano de la Policía Ambiental y la Secretaría de Ambiente. Estos dos organismos incautan especies provenientes del tráfico ilegal de fauna y el mascotismo. La segunda vía es el intercambio entre zoológicos o centros, con el fin de mejorar su calidad de vida.

Para determinar las necesidades de los animales, se los debe tener en cuenta como individuos. Esto es así porque cada uno tiene particularidades diversas, las cuales deben ser analizadas por separado. Así, algunos animales necesitan menor exposición al público, mientras que otros la precisan para mantenerse entretenidos.

“Lo que siempre sumaría al zoológico es que se le destinen más recursos y se usen de manera eficiente”, reflexiona Ramiro sobre la situación actual. A la vez, considera fundamental que el manejo de este establecimiento esté en manos de profesionales formados.

Finalmente, Ramiro reafirma que la población en general debería tener más información. Así, sería mayor el conocimiento que pueda tener la gente. Por el momento, considera que hay gran desinformación entorno a la situación del zoológico.

Por Carmela Laucirica

×