Traslasierra: movilizan por el asesinato de Joaquín Paredes, víctima de gatillo fácil

Por el crimen, un solo policía está acusado de homicidio. Los cuatro restantes fueron denunciados por abuso de autoridad, una carátula criticada por los organismos de derechos humanos.

Gatillo fácil en Córdoba: la familia de Isaías Luna será querellante en la causa
Traslasierra: movilizan por el asesinato de Joaquín Paredes, víctima de gatillo fácil. Foto Stefanía González

Por Emi Urouro

La Mesa de Trabajo por los DDHH de Traslasierra convoca a vecinos y vecinas del Valle a acompañar a la familia de Joaquín Paredes, víctima de gatillo fácil, este miércoles 28 de abril frente a Tribunales de Villa Dolores.

¿Qué sucedió hace seis meses? A las 04:00 del 25 de octubre de 2020, Joaquín Paredes y un grupo de amigos escuchaban música y tomaban algo en un espacio público entre el dispensario y la radio de Paso Viejo, cuando un móvil policial llegó al lugar y les dijo que se fueran.

Sin darles el tiempo de cumplir la orden, junto a otro vehículo policial dieron la vuelta a la manzana, los efectivos descendieron del auto y ante la huida de los jóvenes efectuaron más de 30 disparos. Uno de ellos impactó en la espalda de Paredes y otros dos chicos de 15 y 17 años también sufrieron heridas de armas de fuego.

Como ya mencionamos, cinco policías fueron vinculados con el caso de gátillo fácil, pero solo uno está acusado de homicidio. Para los demás, pesa el cargo de “abuso de autoridad”.

Familiares, amigos y organismos de DD.HH reclaman justicia. Además, rechazan la liberación de dos de los detenidos, que lograron la libertad condicional luego de pagar una fianza de 200 mil pesos, decisión judicial que les permite circular por las ciudades de Villa de Soto y Cruz del Eje.

Gatillo fácil en Córdoba: la familia de Isaías Luna será querellante en la causa
Traslasierra: movilizan por el asesinato de Joaquín Paredes, víctima de gatillo fácil. Foto Stefanía González

Ivana, miembro de la Comunidad Justicia por Joaquín, resaltó que el caso del joven “lamentablemente no fue el primero y tampoco el último, por lo que la lucha aparte de pedir justicia es que se frene el asesinato de pibes y pibas por parte de la fuerza que debería cuidarlos”.

La entrevistada explicó que la movilización se realiza en Villa Dolores ya que es la Cámara del Crimen de este tribunal la que está liberando a los policías involucrados en el homicidio, ya que los 5 dispararon, encerraron y abandonaron a Joaquín y sus amigos sobrevivientes. Dichas liberaciones se dan debido a lo leve que es la caratula “abuso de autoridad” marcada por la fiscal Pochetino.

Por su parte, el abogado querellante Claudio Orosz, lamentó esta muerte provocada “por el accionar ilegal y asesino de la policía de Córdoba”, y recordó que otro menor de edad de 14 años fue herido de gravedad mientras llegaban a una fiesta de cumpleaños que se estaba desarrollando en un campo al lado del dispensario del pueblo.

Te puede interesar: ¿Cómo está la situación del oxígeno en los centros de salud del país?

El letrado contó que la policía fue tres veces a pedir que bajara la música, pero nunca pidieron explicitamente que se acabara el encuentro. Luego, llegaron tres móviles, encerraron a los chicos, y los amenazaron con una escopeta, que está prohibida desde hace años ( solo se usa para cuidar bancos). Los jovenes exigieron que no los “trataran como perros”, entonces, los agentes sacaron las armas de fuego.

Orosz enfatizó que el armamento solo puede ser usado cuando hay peligro para sí mismo o para terceros, situación que no daba en ese momento. Fue cuando empezaron a disparar, y mataron a Paredes.

Traslasierra: movilizan por el asesinato de Joaquín Paredes, víctima de gatillo fácil. Foto Stefanía González

“Creemos que la físcalia actuó equivocadamente, solo imputó al que le disparo a Joaquín, a los otros cuatro que participaron de esta encerrona, fueron imputados por abuso de autoridad e incumplimiento de deberes públicos. Cuando, cualquiera que haya estudiado derecho, sabe que el hecho jamás se hubiera producido si no hubieran estado cinco policías, todos son participes de este homicidio” dijo el abogado.

En relación al punto anterior, para el entrevistado, el agente no hubiera disparado si no hubiera tenido a su compañero con la escopeta disparando munición anti disturbios y a otros con sus pistolas desenfundadas.

El Tribunal de Villa Dolores, organismo a donde llegó la causa, dio lugar al pedido de apelación de los abogados de los denunciados, y si bien, se había dictado prisión preventiva (en Cruz del Eje, a finales del año pasado) para cuatro policías, dos fueron liberados, sin tener en cuenta que representan un peligro procesal concreto.

Paso Viejo no olvida, el pueblo exige justicia por Joaquín. Ni un pibe menos por la violencia policial. Basta de gatillo fácil.

Compartí la nota