Traslasierra: Condenan a 14 años de prisión a Jesús Agüero por reducción a la servidumbre

Traslasierra: Condenan a 14 años de prisión a Jesús Agüero por reducción a la servidumbre

Los tribunales de Villa Dolores condenaron a 14 años de prisión a Jesús Agüero, acusado de violencia de género por reducción a la servidumbre. Luego de seis audiencias, en las que hablaron la denunciante, el agresor y varios testigos, ayer se conoció el fallo del juez. La Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra y de La Paz, el Espacio sin Violencia de Villa de las Rosas y Traslasierra Sorora, estuvieron presentes en los tribunales de Villa Dolores durante todo el proceso legal.

Jesús Agüero fue acusado por cometer treinta delitos– diferentes tipos de violencia – Eduardo Cúneo, su abogado, argumentó durante la primer audiencia que entre estos crímenes y la reducción a servidumbre no existe una continuidad y planteó que del uno al veintitrés eran delitos prescritos. 

El fiscal Cuello sostuvo que la reducción a servidumbre es delito de los considerados continuos. Por ese motivo, el tribunal decidió no hacer lugar a lo planteado por el defensor. María Luque -miembro de Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra-, que presenció las audiencias, resaltó la perspectiva de género presente en el proceso judicial, por parte del fiscal y del juez.

La denunciante, cuando tuvo que dar su testimonio- 2 de agosto-,  no dejó de repetir que le daba vergüenza tener que contar lo que vivió, muchas veces no pudo diferenciar entre una golpiza y otra, explicó que todas eran similares. Contó que sus hijos presenciaron todos estos ataques, su hija intentaba detenerlo y su hijo se escapaba para no ver esa violencia.

Según registró Luque, en la sexta y última audiencia del juicio, el fiscal Cuello para fundar el delito de reducción a la servidumbre, sostuvo que cuando se elimina la libertad de una persona se actúa como amo y señor. Además recalcó que la denunciante no recordaba estados de bienestar, y recordó que el miedo de los hijos fue usado para someter a la víctima.

El abogado Cuello explicó la necesidad de ver el hecho desde la perspectiva de género. Existió reducción a la servidumbre porque la mujer debió soportar cadenas invisibles, durante 21 años de su vida fue golpeada. El fiscal sostuvo que la inefectividad de la justicia facilita la violencia contra la mujer, y por último solicitó una pena de catorce años para el acusado.

Eduardo Cuneo – defensor de Agüero-  argumentó que en estos tiempos feministas no hay garantías jurídicas para varones violentos. Alejado de la mínima perspectiva de género, sostuvo que el hombre agresivo se ha vuelto el nuevo enemigo, como lo fueron en su momento los judíos o los afrodescendientes. Planteó que del uno al veintitrés son delitos prescritos, por ende pidió una pena de cuatro años para su cliente.

Luego del cuarto intermedio, la justicia de Villa Dolores sentenció- por unanimidad- a Jesús Agüero a catorce años de cárcel. Fue encontrado culpable de violencia de género por reducción a la servidumbre a su pareja. Mari Luque, qué realizó una cobertura del juicio, informó que Agüero deberá recibir tratamiento dentro de la cárcel, para revertir su agresividad y falta de empatía.

La red de contención formada por La Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra y de La Paz, el Espacio sin Violencia de Villa de las Rosas y Traslasierra Sorora, fue ejemplar en los tiempos que corren. Las mujeres estamos para sostener a otras mujeres, y juntas enfrentar al patriarcado.

Por Emi Urouro