Soberanía alimentaria para las familias de Misiones

El colectivo de Productores Independientes de Puerto Piray (PIP) recuperó 166 hectáreas, que estaban en manos la empresa forestal Arauco, para producir sus alimentos en ellas.

Fuente: @pipmisiones

En un histórico fallo, el colectivo de Productores Independientes de Puerto Piray (PIP) logró escriturar 166 hectáreas que estaban en manos de la empresa forestal Arauco. Este proceso forma parte del convenio con dicha empresa, que tiene como meta la entrega de 600 hectáreas en cinco etapas.

De este modo, los miembros del PIP dieron un paso adelante en materia de soberanía alimentaria, ya que esas tierras se les otorgaron para que puedan producirlas. Así, podrán continuar con sus iniciativas solidarias y saludables, produciendo alimentos sin agrotóxicos y en muchas oportunidades para ser donados a quienes los necesitan.

En este sentido, cabe recordar que los pequeños productores de la agricultura familiar abastecen actualmente a 600 mil familias misioneras. En el caso de los Productores Independientes de Puerto Piray, debieron conformarse como cooperativa de trabajo para recibir estas tierras.

Te puede interesar: “Más de 30 colegios no comenzarán las clases por problemas edilicios”

La lucha por estas y otras tierras viene desde hace 20 años. Afortunadamente, en 2013 la ley provincial XXIV N° 11 estableció de utilidad pública y sujeto a compraventa y expropiación una superficie total de 600 hectáreas, propiedad de la empresa Arauco S.A.

Cabe destacar que la empresa Arauco tiene “posesión del 12% de la superficie de Misiones y el 63 % de Puerto Piray. Allí, se estima que cada hectárea de monocultivo de pino insume 3 litros de agrotóxicos por año. De este modo, se derraman allí más de 70.000 litros de químicos al año”.

Con la ayuda de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), trabajadores del PIP incorporaron técnicas y conocimientos para producir de manera agroecológica. De este modo, sostienen la alimentación de sus familias y pueden comerciar sus productos también.

Compartí la nota