Reconocen que hay coronavirus en aguas residuales del San Roque

En el marco del Día Mundial del Agua, el concejal oficialista de Carlos Paz, Sebastián Guruceta reconoció que el virus Covid-19 se encontró en aguas residuales del lago. “No se encontró en el agua del lago San Roque, lo que no quiere decir que no se encuentre en el futuro”, afirmó. La opinión del médico sanitarista Emilio Iosa, en la nota.

A los niveles de contaminación del lago, se suma la identificación de coronavirus en aguas residuales del espejo de agua.

En las sesiones del Concejo de Representantes de Carlos Paz, el edil oficialista Sebastián Guruceta reconoció que se encontró coronavirus en las aguas residuales del lago San Roque y que en un futuro podría encontrarse en el mismo lago.

También te puede interesar: Expertos alertan sobre el “potencial tóxico” del Lago San Roque

La sesión realizada en el marco del Día Mundial del Agua, estuvo marcada por la temática del saneamiento del representativo espejo de agua ubicado en el departamento Punilla. Guruceta acusó de hacer “terrorismo ambiental” a quienes se preocupan por la contaminación del embalse y culpó a otras comunas de Punilla de contaminar más el lago, que el Rio San Antonio de Carlos Paz en temporada baja.

El médico sanitarista oriundo de la localidad punillense, Emilio Iosa, se encuentra realizando una investigación sobre el saneamiento del lago a través de un proyecto que fue becado por el Observatorio de Salud del Grupo de Fundaciones y Empresas.

A través del estudio, fue que se detectó el coronavirus Sars Cov 2 en aguas residuales que ingresan a las plantas de tratamiento de líquidos cloacales de la cuenca del lago San Roque. La cobertura de servicios de saneamiento no alcanza al 35% en toda la cuenca.

En una circular, Iosa indicó que “es un avance en el marco del Día Mundial del Agua, que el gobierno de Villa Carlos Paz ponga en valor este tema y haya reconocido que el coronavirus puede alcanzar las aguas recreativas del lago San Roque”.

En la misma comunicación, añadió: “Que un funcionario del gobierno reconozca esta situación sanitaria es un paso significativo que celebro, aunque considero que la expresión de que «atentamos» y hacemos “terrorismo ambiental” es lamentable en el contexto que vive nuestra ciudad y todo el Valle de Punilla, tan golpeado por la contaminación del lago y los incendios que diezmaron el bosque nativo cordobés”.

Iosa presentó una denuncia penal contra el intendente de Villa Carlos Paz, Daniel Gómez Gesteira y funcionarios provinciales por la situación de contaminación del lago. Al respecto, indicó que: “Creemos que los tres poderes del estado no son un adorno de la democracia. Nuestra denuncia fue ingresada junto a la documental probatoria en la fiscalía número tres de Villa Carlos Paz y ya está a cargo del Fiscal de Instrucción Bernardo José Careglio. Es una denuncia penal fundamentada con pruebas fehacientes, no es una declaración retórica ni un titular de un periódico pautado por el gobierno”.

Finalmente, el médico sanitarista Emilio Iosa concluye en la circular que: “van a tener que responder ante la justicia por su propio silencio, ese que durante una década de gobierno le negó a la población el derecho de conocer el riesgo que puede resultar del uso recreativo de los balnearios y del lago con niveles de contaminación conocidos muy superiores a los permitidos por las directrices sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación para el uso seguro de aguas recreativas”.

Compartí la nota