Princesa de Holanda: ¿Hasta cuándo el foco en el físico?

Ayer, las redes sociales se llenaron de mensajes, opiniones y críticas hacia la última tapa de la Revista Caras. La forma en que se mostró a una adolescente de la realeza holandesa generó indignación.

Amalia, princesa de Holanda

Por Emi Urouro

Varias referentes de la diversidad corporal, y del feminismo se pronunciaron al respecto. El Resaltador se comunicó con Brenda Mato, activista Body Positive, para continuar el debate.

La publicación de esta semana presentó en su portada una imagen de la princesa Amalia, de 16 años, junto a su madre, la reina Máxima Zorreguieta. La tapa anunciaba la nota sobre la hija mayor de la nobleza de los países bajos. Pero cierto texto causó rechazo.

“La hija mayor de Máxima luce con orgullo su look plus size”, es el título que acompaña la fotografía. En esa publicación, se muestra a Máxima junto a Amalia tomadas de la mano. ¿Pero que resaltó ese medio?.

La princesa ha escrito obras de teatros, que se han interpretado en salones de La Haya. Además, se ha transformado en la primera heredera al trono que se inserta en el mercado laboral- trabaja en un bar- desde tan joven. Aún así, la revista puso el foco sobre el cuerpo de la adolescente.

Al resaltar solo esa dimensión en el título y en su bajada, se perpetúan e imponen parámetros de belleza, de cierta manera, indicando que la apariencia y el físico siguen siendo lo más importante. Y esto no debe ser así.

Brenda Mato, modelo y activista de Body Positive -un movimiento que lucha para visibilizar la diversidad corporal (en la publicidad, en los medios, en el entretenimiento), y combatir los mensajes de odio hacia los cuerpos que salen de la norma- habló con este medio sobre la publicación que generó polémica.

En las redes sociales se comentó de la exposición del cuerpo de la adolescente, es decir, de hacer foco en eso. ¿Por qué es incorrecto este tipo de publicación en una revista?

“Primero, porque es una menor de edad y la estamos exponiendo al escrutinio público, a que un montón de gente que ni siquiera la conoce, ni sabe nada de ella, solo sepa que usa talla grande”, comentó la activista.

Para Mato, hay cosas mas interesantes para poder contar sobre Amalia, que el talle que usa y venderlo como una historia de superación. “¿Qué es lo que me quieren decir? ¿Es gorda y se quiere igual?”, agregó.

La entrevistada dijo que no se entiende bien cual sería la historia superadora, ni que sería lo importante, lo que se quiere destacar. Siente que falta bastante con respecto a lo que quisieron comunicar.

Como mencionamos al inicio, el título dice luce con “orgullo” su talle plus size. Quisimos conocer el opinión de Brenda sobre esta manera de informar, me dijo que ni siquieran hablan de un talle, sino más bien de un look.

“Estamos hablando de que en teoría ahora es una moda nueva tener un talle grande. (…)¿Por qué debería sentir orgullo del talle que usa? (..) No me imagino una nota con una persona extremadamente flaca que diga: muestra con orgullo que usa el talle XS. No hay lógica en lo que quieren contar”, señaló.

Siguiendo la idea anterior, agregó que si en todo caso querían reflejar una historia de superación, que tenga que ver con la cuestión del bullying, poner el foco en su peso y en su tamaño, no es la forma.

Hace unos días, las psicólogas que conforman “Cuerpos Libres” me dijeron que es necesario que como sociedad empecemos a dirigirnos a las personas más bien en función de las características positivas de su personalidad, y no tanto de lo físico.

Brenda comparte parte de esa idea, le parece que hay mucha irresponsabilidad en los medios en poner siempre, constantemente, el foco en el cuerpo, como si todo lo que importara de las personas fuera esa parte. Considera que las personas tenemos cosas mucho mas interesantes de las cuales opinar.

“Yo me imagino a un montón de niñas y adolescentes que nunca vieron cuerpos como el suyo en una revista, y que la primera vez que aparece en una publicación, lo hace de esta forma: señalado, estigmatizado. No es correcto”, dijo Mato.

La activista señaló que el físico no es lo más importante, este cambia, es un envase, es una parte maravillosa nuestra pero no es todo lo que somos, entonces hay algo sumamente importante a tener en cuenta: Dejar de opinar, y enfocarnos en el cuerpo y en el peso de las otras personas.

“No es algo que los y las defina, no es algo que tenga que importarnos, no es algo de lo que tengamos que opinar. Es tema de cada persona. En todo caso, solo emitir una opinión si nos preguntan, si necesitan saberla, si no es el caso, no tenemos porque hacerlo”, agregó.

La activista BodyPositive sostuvo que es urgente y necesario dejar de opinar del cuerpo de las personas para poder avanzar como sociedad, dejar de pensar que lo que importa es lo de afuera o lo que deberíamos ser, ya que eso “está muy lejos de lo importante”. Tenemos otras características, otras dimensiones que nos reflejan.

×