Piden que los sitios de la memoria en Argentina sean Patrimonio Mundial

Se solicita que todos los espacios de la memoria de nuestro país entren en la categoría de Patrimonio Mundial de la UNESCO. El comunicado cuenta con más de 900 firmantes.

En 2015, el Directorio de Organismos de Derechos Humanos del Espacio Memoria solicitó incluir el Museo Sitio de Memoria ESMA en la Lista de Patrimonio Mundial de Unesco. También, designar el predio Espacio Memoria y Derechos Humanos como zona protegida. Se trata de dos espacios que fueron escenario de aberrantes actos. Allí se propició la tortura, desaparición y asesinato de personas durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

En 2017, esta postulación fue aceptada como parte de la Lista Tentativa del Comité de Patrimonio Mundial de Unesco. Actualmente, un equipo de trabajo está trabajando para reunir el apoyo de diversos grupos de interés y completar el expediente de nominación. En cuanto a la ciudadanía en general, pueden sumar su firma a la petición haciendo clic acá.

Teniendo en cuenta la postulación antes mencionada, en el formulario citado se incluye un nuevo pedido. “Solicitamos que todos los Sitios identificados por la Justicia como ex Centros Clandestinos de Exterminio en cada una de las provincias argentinas, sean también considerados Patrimonio Mundial de la UNESCO e integren esa Lista junto a la ESMA”, solicita la misiva.

Teniendo en cuenta la cantidad de campos de exterminio del país, esta solicitud explica que “cada Campo definió su propia metodología de muerte y desaparición”. Por lo tanto, consideran que “sería un gran aporte a la conciencia universal conocer lo que pasó en cada uno de esos Sitios”.

Te puede interesar: “Memoria, Verdad y Justicia: un sitio web sobre los juicios de lesa humanidad”

Un aporte para continuar la búsqueda de justicia

Aquí, cabe mencionar el trabajo de identificación que realiza el Equipo Argentino de Antropología Forense. Teniéndolo en cuenta, el comunicado indica que su tarea se facilitaría con la aprobación de este pedido. “La declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco a cada lugar que funcionó como Centro de Tortura y Exterminio, sería un aporte fundamental para seguir identificando y corriendo el velo de las distintas formas de violaciones a los derechos humanos sufridas por millones de argentinos/as en la década del 70”.

Por su parte, la directora general de Unesco, Irina Bokova, dijo que “estos sitios hablan de la necesidad de renovar la manera en que protegemos y compartimos el patrimonio. Para difundir una narrativa en contra de la propaganda del odio. E insistir en el poder de la cultura para ayudar a la recuperación de los pueblos”.

“Que la sociedad argentina y la humanidad entera puedan conocer las historias vividas y padecidas por las víctimas (…). Que puedan acceder a las memorias aún ocultas en muchos de esos lugares. Son las razones que justifican nuestro pedido para que sean también incorporados a la Lista de Patrimonio Mundial de Unesco junto al a ESMA”, finaliza el comunicado.

Compartí la nota