Piden la remoción de Alperovich pero se resiste a dejar el Senado

Una sobrina segunda del senador tucumano José Alperovich lo denunció por abuso sexual el viernes pasado. En torno a esto, el abogado tucumano Gustavo Morales pedirá su remoción este lunes en el Senado por “inhabilidad moral”.

Según explicó Morales a C5N, el pedido de remoción es “mucho más grave que el desafuero“. “Con los dos tercios de los votos se lo podría lograr su remoción y exclusión del cuerpo”, explicó.

Por su parte, Alperovich, que está actualmente de vacaciones en Miami, negó las acusaciones y dijo que no se tomará licencia. En diálogo con La Gaceta, anticipó que estará presente “el miércoles en la jura de los nuevos legisladores” y que le gustaría estar en la asución de Alberto Fernández.

Te puede interesar: Sobrina de José Alperovich lo denunció por violación.

La situación tensiona el escenario en el Senado que hasta el momento no hubo un pronunciamiento del peronismo pero la Comisión Banca de la Mujer -presidido por la peronista Norma Durango- reclamaron que la Justicia aborde el caso “con celeridad”.

Por su parte, la UCR pidió que se active el protocolo de intervención para casos de violencia de género en el ámbito del Poder Legislativo, dado que la denunciante era empleada del despacho de la senadora tucumana Beatriz Mirkin, también emparentada con Alperovich. En atención a lo dispuesto por ese protocolo, la joven ya fue apartada del despacho de Mirkin y trasladada a otra dependencia.

¿Qué medida puede tomar el Senado?

Frente a un escándalo de esa naturaleza, los miembros del Senado tienen a disposición una batería de acciones para brindar garantías a la sociedad sobre los miembros de su cuerpo.

Como cualquier otro legislador, Alperovich está protegido por la inmunidad de arresto que le conceden los fueros parlamentarios. Ese resguardo -establecido en los artículos 68, 69 y 70 de la Constitución Nacional- impide que otros poderes del Estado puedan “acusar, molestar y detener” a los representantes del Congreso por razones políticas. Con esta garantía, lo que se busca es salvaguardar la representación política de la ciudadanía.

Hay límites. Frente a la denuncia por violación, no existe prohibición alguna para que la Justicia avance contra Alperovich, lo cite a declarar e incluso está facultada a emitir sentencia. Sin embargo, en caso de que algún juez pida el arresto de uno de los miembros del Congreso, el cuerpo legislativo tiene que juntar la mayoría necesaria habilitar esa prerrogativa.

Pueden pasar tres cosas. Sus pares del Senado podrían considerar que la acusación es grave y lo suspendan por un tiempo determinado. La otra alternativa es removerlo por ‘inhabibilidad moral’ o bien, la tercer salida es esperar que el juez pida su desafuero y aprobarlo.

En todos los casos los miembros de la Cámara alta tienen que lograr una mayoría agravada de 2/3 de los votos para que la decisión tenga validez. Aún sin haber delito, los legisladores pueden considerar que existe una inhabilidad moral de parte de un legislador.

×