Paro internacional de trabajadores de reparto

Hoy, trabajadores de Glovo, Rappi y PedidosYa, entre otras empresas de app (aplicaciones) de repartos a domicilio, realizarán un paro general internacional por 24 horas en reclamo de un aumento salarial del 100 por ciento y para denunciar su precariedad laboral en el sector. Las condiciones laborales empeoraron a partir de la emergencia sanitaria por coronavirus.

“La pandemia en curso puso de manifiesto e inclurso profundia cada día más las condiciones de super explotación y precarización laboral de los trabajadores de reparto del mundo”, puede leerse en el primer párrafo del comunicado de quienes realizan está actividad.

Como es sabido, la mayoría de los gobiernos decretó el servicio de los repartidores de apps como ‘esencial’, es decir, la cuarentena obligatoria no corre para ellos. Trabajadores y trabajadoras quedaron expuestos al contagio de COVID-19.

Te puede interesar: La Unión de Artesanos de Argentina lanzó una campaña por la situación económica.

El comunicado resalta que las patronales no han entregado elementos de seguridad e higiene, y si alguna de las empresas lo ha hecho eran objetos precarios, teniendo en cuenta las jornadas laborales que oscilan entre las 8 y 12 horas.

¿Qué exigen los y las repartidoras? “Aumentos de pagos por envíos a cargo de la empresa acorde a la crisis económica mundial, es decir, 100% de aumento del pago por pedidos y elementos de seguridad e higiene que sean de calidad y cantidad acorde a las jornadas laborales y la crisis sanitario en curso”.

El Resaltador, habló con Diego Sánchez, representante del Sindicato de Deliberys de Córdoba, sobre la convocatoria a la huelga, y nos dijo que la iniciativa no surgió de su espacio, no les parece el momento adecuado para hacer paro. Aún así, cada repartidor decidirá si se une o no al paro.

“Mucha gente depende de nosotros para no salir de su domicilio. A muchas personas mayores no les estamos cobrando el envío”, explicó el entrevistado.

Por último, resaltamos que desde el sindicato si comparten el reclamo, ya que saben que las multinacionales nunca se hicieron cargo ni proveyeron ningún kit de prevención sanitaria para las y los trabajadores.