Otro caso de gatillo fácil en Córdoba

Joaquín Paredes (15) fue baleado por la Policía en la madrugada de este domingo. El hecho, que ocurrió en la localidad de Paso Viejo, se configura como el séptimo caso de Gatillo Fácil en la provincia en el 2020.

La Policía de Córdoba asesinó a un adolescente este domingo por la madrugada. Joaquín Paredes, de 15 años, se encontraba con amigos en la plaza de la localidad de Paso Viejo, al noroeste de la provincia, cuando efectivos se apersonaron en el lugar.

Según vecinos y vecinas, el hecho ocurrió minutos después de las 4 de la mañana y sin ningún tipo de enfrentamiento. Los jóvenes eran alrededor de 15 y se encontraban tomando alcohol y escuchando música. Además de Joaquín, otros dos chicos resultaron baleados.

Desde las Departamentales Norte de la Policía de la Provincia de Córdoba intentaron justificar el hecho declarando que la multitud se “avalanzó contra los efectivos” creando disturbios y arrojando piedras y objetos. Fue entonces un accionar para repeler la situación, según dice esta versión.

Te puede interesar: 11 años sin Yamila Cuello, la lucha sigue.

Por el hecho, están acusados e imputados por “homicidio agravado” y “lesiones graves” los agentes: Maykel Mercedes López (24), Enzo Ricardo Alvarado (28), Ronald Nicólas Fernández Aliendro (26) Iván Alexis Luna (25) y el sargento Jorge Luis Gómez (33). La fiscal Fabiana Pochettino, que está a cargo de la causa, aseguró que los policías fueron detenidos mientras se investiga quien asesinó a Joaquín.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, dijo a Radio Continental que su renuncia “como la de todos los integrantes del poder ejecutivo esta a disposición del señor gobernador de la Provincia de Córdoba”. Al mismo tiempo, apuntó contra los acusados diciendo que no hay policías que desconozcan el protocolo de uso de armas de fuego.

Familiares y amigos protestaron este domingo en la comisaría de Paso Viejo exigiendo justicia por Joaquín. El adolescente, que recibió atención médica luego de dos horas ocurrido el hecho, fue víctima nuevamente de un sistema represor que no conoce más que la violencia.

Fuente: Notas Periodismo Popular / La Nueva Mañana

×