Mujeres periodistas: la deuda es con nosotras

El 71% de las trabajadoras de prensa tiene un jefe varón, el 76% de los integrantes de la mesa directiva en los medios son varones y solo el 12% de las periodistas ocupa un cargo de decisión.

Por Carolina Moroni

En los últimos años, las mujeres hemos logrado instalar la igualdad de derechos en la agenda pública, grandes medios de todo el mundo han incorporado mujeres directivas como así también especialistas de género.

Sin embargo, diferentes estudios dan cuenta de lo difícil que es romper el llamado “techo de cristal” cuando se trata de ocupar espacios de decisión.

En el año 2015, durante la quinta edición del Proyecto de Monitoreo Global de Medios (GMMP), el relevamiento advertía que en Argentina las mujeres son sujetos centrales de las noticias apenas en el 29% de los casos y que la tendencia, pese a todo, se extiende a medios digitales y redes sociales.

Te puede interesar: Obtuvo dictamen la Paridad de Géneros en Medios

Asimismo, en el 2018 un relevamiento del MediaLab de FOPEA señalaba sobre la situación laboral y el rol de las profesionales de la comunicación en el país.

La encuesta refleja cómo las desigualdades en la repartición de oportunidades son habituadas continuamente por las comunicadoras en su entorno laboral. Y muestra, que, pese a que la mayoría de las mujeres se desempeña en medios digitales, en esas empresas los puestos jerárquicos están ocupados por varones.

El 71% de las trabajadoras de prensa consultadas señaló que tiene un jefe varón, el 76% de los integrantes de la mesa directiva del medio donde trabajan son varones y solo el 12% de las periodistas encuestadas ocupa un cargo de decisión (dirección, gerencia o jefatura).

La tendencia sigue siendo aún peor cuando se analizan los cargos que ocupan las mujeres en los puestos de máximo escalafón. De 52 medios investigados por el Monitoreo de la Propiedad de Medios (MOM Argentina), solamente en 6 (11.5%) hay mujeres ocupando cargos gerenciales.

Imagen: Mujeres Audiovisuales Organización no gubernamental (ONG)

Lo que la pandemia no cambió

Según el Observatorio de Medios de la Universidad Nacional de Cuyo, en la cobertura mediática del COVID-19, la disparidad de género se evidencia a través de la autoría: Tres de cada diez notas fueron firmadas por mujeres; uno de cada diez artículos de opinión fueron firmados por mujeres y cero de cada diez editoriales fueron firmadas por mujeres.

Al mismo tiempo, la disparidad de género en las fuentes de información da cuenta de un escenario muy desigual: ocho de cada diez fuentes citadas en notas relacionadas con COVID-19 son hombres.

Si bien la pandemia obligó a reformular disímiles esbozos de la sociedad, las desigualdades de género en diversos rubros siguen vigentes.

Hacia la paridad de géneros

A pesar de los datos que siguen siendo elocuentes, las mujeres hemos dado grandes pasos en la construcción de una sociedad más justa en igualdad de género.

El crucial nacimiento de NI UNA MENOS el 3 de junio de 2015 que convocó a mujeres de todo el país y la enorme repercusión que tuvo el debate por la legalización del aborto en las Cámaras del Congreso lograron que los medios se hicieran eco de estas noticias. Se debatió por primera vez sobre violencia de género, femicidios, aborto y acoso en los medios masivos de nuestro país. 

Hoy, el avance en la ley de paridad de géneros en medios de comunicación y en directorios de empresas estatales, es fundamental para garantizar una participación más justa con una perspectiva de diversidad sexual en los servicios de comunicación, cualquiera sea la plataforma utilizada.

×