Movimiento de Mujeres Indígenas denunció violaciones y desapariciones causadas por el accionar del Estado

Mediante un comunicado de redes sociales, la agrupación Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir denunció violaciones y desapariciones por el accionar del estado patriarcal. Manifiestan que se produjeron violaciones de mujeres por parte de miembros del Ejército Argentino a cambio de entrega de comida. Además, indicaron que mujeres y niñas son desaparecidas forzadamente para redes de trata y tráfico de órganos.

Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, es una organización que nuclea a mujeres de los 36 pueblos y naciones originarias que habitan la Argentina. Su objetivo principal es luchar por sus derechos contra el avasallamiento por parte de las clases dominantes y los gobiernos de turno, y más puntualmente los derechos de las mujeres originarias dentro del desigual esquema social actual.

También te puede interesar: La CIDH visitó a las comunidades indígenas en Salta

El pasado 3 de junio, desde la agrupación, emitieron un comunicado en donde denunciaron “hechos que se vinculan directamente con el accionar del estado patriarcal y todas sus instituciones. En primer lugar, apuntan contra la multinacionales farmacéuticas que experimentan con personas en situación de vulnerabilidad, las cuales actúan en complicidad con el estado.

Mencionan como casos puntuales “la aplicación de vacunas en niñes en la provincia de Santiago del Estero que han generado muertes”. En segundo lugar, señalan el encarcelamiento de machis, que tienen un rol de curadoras de dolencias, generando así, la negación de “la existencia de otras formas de vida, de otras culturas, de otro modo de ver el mundo”.

Posteriormente, se afirma que la opresión sistemática y la situación de extrema pobreza genera violencia, principalmente contra las mujeres y niños indígenas. En este caso, se mencionan hechos ocurridos en Bermejito en la provincia de Chaco, donde el coordinador del Centro Mandela de Derechos Humanos, Rolando Nuñez, denunció abusos sexuales a mujeres de dicha comunidad por parte del personal del Ejército Argentino a cambio de entrega de bolsones de comida.

Por último, indican que siguen ocurriendo desapariciones forzadas “de mujeres y niñes que son cautivadas por redes de trata de personas y por redes de tráfico de órganos, situación que viven a diario las hermanas que pertenecen a las comunidades fronterizas del norte”.

Indican también que está aceptado por la Justicia, que prima los intereses económicos antes que los derechos de los pueblos originarios, y deja impunes a los responsables de estos hechos. Invitamos a leer el comunicado completo del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir.