Max Delupi: La denuncia pública como respuesta al patriarcado

Max Delupi: La denuncia pública como respuesta al patriarcado

Ayer se conoció la denuncia pública contra el periodista Max Delupi por misoginia y abuso de poder. El texto viralizado en redes fue escrito por la periodista y abogada Laura Leonelli, pero representa las palabras de muchas mujeres que por cuestiones laborales no pueden hablar. El colectivo Ni Una Menos apoyó las palabras de Laura, y la decana de la Facultad de Comunicación se solidarizó con Leonelli y todas las mujeres afectadas por contextos machistas. 

Hace unos días la revista Desterradxs sacó una edición que llevaba al comunicador Max Delupi en la tapa. Esa publicación detonó la paciencia de las mujeres. Laura tomó todas esas voces de indignación y la suya propia para que los medios de comunicación dejen de legitimar sujetos machistas y violentos. 

“¿Cómo creen que se sentirían las mujeres silenciadas que han vivido de parte del hombre de tapa situaciones de violencia, tanto en su entorno laboral como en su vida personal, al verlo glorificado en la tapa de la publicación?”, con esa pregunta inició su posteo.

Por Twitter su reclamo se hizo eco. Aclaró que su texto no era solo suyo, sino de varias compañeras, pero por razones laborales o personales no podían dar su nombre. No hay nada que recriminar, ya que como sostuvo Leonelli no podemos pedirles a las víctimas que se comporten como heroínas, sobre todo cuando Delupi está protegido, ya sea por el cargo que ocupa en los SRT, o por su influencia en los medios locales.

Como dijimos en la nota anterior del tema, Laura hizo hincapié en la la existencia de una cofradía de varones en los medios de comunicación. Y pidió que las autoridades de los SRT, el rector de la UNC y el ex rector hagan un mea culpa, y dejen de proteger a un violento.

Ante la repercusión social y virtual que tuvo su denuncia, Mariela Parisi– decana de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y miembro del directorio de los SRT- llamó a las autoridades de los medios de gestión universitaria para una reunión, en la que se planteen las acusaciones emitidas contra Max Delupi.

La  finalidad del encuentro es  poner en común los hechos escritos por Leonelli,  e iniciar una investigación sumaria. Parisi sostiene que esas actitudes machistas y violentas irían contra todo lo que es la línea política de la universidad.

“Estos hechos serían prácticas, conductas y miradas que no tienen nada que ver con las políticas inclusivas, diversas y de derechos que estamos llevando adelante desde la universidad pública”, aclaró la decana de Comunicación.

Según Parisi, en la cultural actual, el patriarcado y  las prácticas como la violencia machista o el abuso de poder están muy enquistadas. No solo en los medios de comunicación, sino en todas las instituciones. Por eso es necesario-sostiene la decana- tener instancias de escucha de contención para que las mujeres se atrevan a denunciar.

Fue positivo que una mujer, decana de una facultad y miembro de los SRT se solidarizara con las palabras de la periodista Laura Leonelli. ¿Por qué? porque significa que ahora se puede hablar de temas antes prohibidos, ya sea por el riesgo de perder el trabajo o por la posibilidad de sufrir represalias de otro tipo. Las acciones traen consecuencias, incluso para quienes ostentan cargos de poder en las instituciones.

Si bien todavía no se han radicado denuncias formales, en las redes sociales se publicaron varios testimonios de personas que han manifestado haber padecido situaciones de violencia ejercidas por Max Delupi.

Al respecto, Josefina Rodríguez -miembro del colectivo feminista Ni Una Menos Córdoba- expresó que el colectivo siempre respalda a las mujeres que exponen situaciones de violencia de género. Las denuncias- sean judiciales o no- siempre sirven para romper el cerco del silencio.

“Nos parece importante lo que paso a raíz de la publicación de Laura Leonelli, ya que empieza a generarse la posibilidad de que haya denuncias reales, de mujeres silenciadas durante muchísimo tiempo”, comentó a este medio Josefina.

Para Rodríguez es necesario que los mecanismos institucionales reaccionen ante estas exposiciones, en pos de que las mismas puedan llegar a otras instancias y no queden solamente en redes sociales. Es decir, brindar la contención necesaria para realizar la denuncia, ya sea a nivel institucional o judicial .

Resaltamos que está circulando una carta de apoyo a Laura Leonelli, para quienes respalden a la periodista lo hagan firmando el documento. “Abrazamos a las mujeres que atravesaron situaciones de violencia y que hablaron y no fueron escuchadas, y a todas las que todavía no se han animado a hablar”, puede leerse en el petitorio.

Es fundamental que se hagan públicas las denuncias de diferentes tipos de violencia de género y que el movimiento de mujeres logre visibilizar estos reclamos, ya que así aparecen los marcos de respaldo. Ese apoyo favorece las posibilidades para quien ha padecido y ha sido víctima de la violencia sexual, de comenzar a elaborar su historia. 

Nuevamente las palabras escritas por una mujer hacen temblar los cimientos del patriarcado. Somos capaces, hoy más que nunca, de darle otro sentido a las situaciones de acoso y violencia sexual. Por fuera de esa culpabilización, vergüenza o aislamiento, de cuando no encontrábamos respuestas ni respaldo.

Por Emi Urouro

×