Ley de Acceso a la Tierra: “cambiaría la vida de miles de familias”

Llegar a la agroecología le cambió la vida a Delina Puma Rocabado, mujer migrante y campesina que milita por un proyecto de ley que podría modificar el paradigma productivo de Argentina.

Ley de Acceso a la Tierra: “cambiaría la vida de miles de familias”. Prensa UTT

Por Emi Urouro

En el 2020, el proyecto de ley de Acceso a la Tierra fue presentado por tercera vez en el congreso. La iniciativa establece la creación de una línea de créditos para que las familias puedan acceder a una porción de tierra donde producir.

En relación al punto anterior, el objetivo de este beneficio apunta a generar y promover el cultivo de alimentos agroecológicos de calidad, con acceso a precios justos. El texto fue redactado por la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).

Desde esta organización sostienen que con el acceso a la tierra para las y los productores de alimentos se solucionarían muchos de los problemas actuales de la industria agroalimentaria: hiperconcentración, especulación de precios, contaminación y trabajo informal o esclavo.

Delina forma parte de la UTT, y es una referente clave a la hora de hablar de agroecología en Argentina y de la necesidad de un acceso equitativo a la tierra, quién enfatizó que con esta ley, muchas familias podrían tener una casa digna e incluso proyectar.

“La ley de acceso a la tierra es lo más importante para la producción agroecológica y para la producción en sí, ya que más del 90% de los pequeños y mediados productores, alquilan. Eso es un gran problema porque los alquileres tienen contratos de dos, tres o cuatro años, y no garantiza que una familia pueda quedarse en un campo mucho tiempo”

Delina Puma Rocabado

No solo el monto del alquiler y el tiempo del contrato perjudican a las familias productoras, la entrevistada nos comentó que al entrar a un predio se deben solicitar todos los servicios, es decir, instalar la luz, colocar bombas de agua, hacer los caminos, lo que implica un costo tremendo para iniciar un cultivo. Y reiteró que “si tenés suerte, podés renovar dos veces un contrato, hasta cinco año podés estar en un mismo lugar”.

Te puede interesar: ¿Y si la ley garantizara el acceso a la tierra?

En relación al punto anterior, Delina comentó que mucho alquileres no están registrados, no hay herramientas para poder regularizar los contratos. Además, mucho propietarios prohíben que los inquilinos construyan obras de infraestructura que modifiquen mucho el campo, por lo tanto, la opción que tienen las familias es construir y habitar viviendas precarias: “con una ley de acceso, podés quedarte en el campo, tener una casa digna e incluso proyectar”.

Delina Puma Rocabado. Foto: Vicky Cuomo. Fuente: Latfem.org

Por otro lado, Puma Rocabado señaló que las mejoras que una familia productora realiza en un campo que alquila, a la larga beneficia al dueño del campo, al tener una tierra en mejores condiciones puede aumentar los precios en lo que ofrece ese territorio. Es decir, se aprovechan de la tierra producida por campesinos y campesinas.

“La ley de acceso a la tierra sería una solución para miles de familias que están en esa situación, y que no pueden salir”

Delina Puma Rocabado

Datos para tener en cuenta:

  • En Argentina, sólo el 13% de la tierra está en manos de pequeños productores que producen más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno.
  • El 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país.

“Pensar en comprar una tierra hoy en día es una locura, por los precios que se manejan, ni para acceder a un préstamos por los requisitos que piden. La mayoría trabaja de manera informal, de forma muy precaria. Lo que propone la ley de acceso a la tierra es que se pueda otorgar un crédito blando para pagar esa tierra, pero a largo plazo, en vez de pagar un alquiler, ese monto estaría destinado a una cuota de tu terreno, esperemos que se sancione porque cambiaría la realidad de miles de familias”

Delina Puma Rocabado

Te puede interesar: “Dique Chico: ratifican la prohibición de fumigar cerca de instituciones escolares”

Una ley con la bandera de la agroecología

Delina y su familia llegaron a la agroecología por una crisis en el 2017, cuando un temporal destruyó toda la producción, dañó a su quinta e impactó en las estructuras de invernaderos, que prácticamente estaban perdidas. En ese momento, conocen a la UTT, que había iniciado un curso de agroecología, al que se sumó junto a su hermana.

En esos talleres se formaron para preparar la tierra, insumos, planificar producción y comercializarla. Desde ese momento hubo un cambio en su familia de la forma de ver este trabajo, porque al principio- más allá de que sus abuelos producían de manera natural en Bolivia- al llegar a la Argentina, solo se encontraron con la forma convencional de producir, es decir, con agroquímicos y semillas importadas, para generar mayores cantidades de alimentos.

La producción agroecológica de la UTT se encuentra en todo el país pero empezó en el cinturón hortícola de La Plata, donde cultiva la entrevistada junto a su núcleo familiar. Es los talleres y capacitaciones, todos los técnicos y técnicas son compañeros campesinos que tiene su propia quinta.

En la manera tradicional, las familias trabajan más horas, el productor no decide el precio, se tiene que acomodar a la demanda del mercado. Por eso, cuando empezaron a producir de manera agroecológica, dejaron de lado los venenos, y los suplantamron por bioinsumos, que se hacen con materiales que se tienen en la quinta.

Actualmente, producen sus propias semilla, y es más barato que el modelo convencional. Otro punto que resalta Delina, es que, en la manera de comercializar, desde la organización crearon un mecanismo para que el precio lo pueda decidir el productor.

“Empezamos a tener más tiempo para compartir en familia, sentarse a comer juntos. Lo que más rescato de la agroecología es que une a la familia, la producción convencional te separa, hace que el papá y la mamá estén preocupadas en producir, y no se deja tiempo para compartir con la familia, ayudar en la tarea escolar, salir a pasear”

Delina Puma Rocabado

¿Es fácil el traspaso de un campo convencional a un cultivo amigable con el ambiente y sin venenos? Delina respondió que al principio cuesta, se va cambiando de a poco, de a surcos o parcelas. Pero a partir de los seis meses o de un año, una familia logra reconvertir el campo.

Las mujeres campesinas, claves para un modelo productivo sin agrotóxicos

Puma Rocabado es concisa, ellas cumplen el rol más importante dentro de la agroecología, pero no están del todo reconocidas o no está a la vista su tarea.

En esa línea, dijo que siempre se da por hecho que el que tiene que decidir en la producción es el marido o el hombre, que el trabajo duro lo tiene que hacer él, que el manejo de la economía lo tiene que hacer él, todo lo que tiene que ver la producción se da por hecho que son los hombres quienes lo manejan, pero en realidad las mujeres están en todo ese proceso.

Son las que producen los bioinsumos, las semillas, además, se encargan del alimento que consume la familia, saben que si hay verduras curadas con veneno no las pueden comer ni vender.

“Las mujeres siempre están a la par de la pareja en la quinta, y después de trabajar el campo, vuelven a la casa y siguen trabajando, haciendo las cosas de la casa, que también se da por hecho que las tiene que hacer la mujer”

Delina Puma Rocabado

Pero más allá de eso, Delina resaltó que son las compañeras quienes luchan para que se dejen de usar los venenos, presionan al compañero para que no los apliquen más, porque son las que tienen que estar cuidando a los chicos o a familiares si se intoxican.

En relación al punto anterior, comentó que es muy normal que después de usar agrotóxicos, tengas alguna consecuencia, ya sea dolor de cabeza, estomago, mareos, vómito, y en algunos casos alergias: “la persona que tiene que ver como curar eso es la compañera”.

Con una ley de acceso a la tierra, la agroecología podría cambiar el paradigma productivo actual, los alimentos ya no estarían rociados con tóxicos, el cultivo sería respetuoso con el ambiente, el producto llegaría del productor al consumidor, con precios más bajos. En fin, la salud de la tierra y de las personas podrían mejorar significativamente.

Por último, te compartimos la participación de Delina en TEDx: ¿Cómo se llega a la agroecología? | Delina Puma Rocabado | TEDxRiodelaPlata

Compartí la nota