Latinoamérica: creció la pobreza y también el sector más adinerado

Según informó la Comisión Económica para América y el Caribe (Cepal)22 millones de personas cayeron en la pobreza en la región durante el 2020. Mientras tanto, los nuevos ricos y los que ya lo eran acrecentaron sus fortunas.

En Latinoamérica, 22 millones de personas cayeron en la pobreza durante el 2020 a raíz de la pandemia por coronavirus. Así lo informó la Comisión Económica para América y el Caribe (Cepal), e indicó que los nuevos y antiguos sectores adinerados acrecentaron su fortuna. Según valoró la comisión, se trata de un retroceso de 15 años en la región en materia económica. “El virus es un marcador de desigualdades sociales muy fuerte”, señaló el director del Centro de Estudios Latinoamericanos Avanzados (Calas), Hans-Jürgen Burchardt.

Respecto a la distribución de los recursos y la inequidad, Burchardt manifestó que no hay escasez de recursos, “sino que su distribución es incorrecta. Los recursos no están apoyando el desarrollo interno de los países”. “La mayor parte de los países no han logrado crear una capa empresarial local competitiva que se dirija hacia el mercado interno. La gran mayoría se enfoca en la exportación y está controlado por un grupo reducido de personas y familias”, añadió.

Concretamente, los únicos sectores que se enriquecieron en esta pandemia fueron las grandes empresas y los imperios familiares ya consolidados. “La mayoría de los ricos no lo son por meritocracia o porque trabajan mucho, sino precisamente por herencia y redes familiares”, señaló el director de Calas.

Te puede interesar: “La OMS aceptó la propagación por aire como forma de transmisión del Covid”

Actualmente, el 10% de las personas con mayores ingresos en Latinoamérica paga una tasa impositiva efectiva promedio de solo el 5,6% sobre sus ingresos. En algunos casos, el porcentaje va del 1% al 3%. En toda la región, el 1,8% del PBI está conformado por los ingresos estatales que corresponden a los impuestos al patrimonio. Entre los países latinoamericanos, Argentina, Uruguay, Colombia y Bolivia ya cuentan con impuestos al patrimonio o a las grandes fortunas. Mientras tanto, Chile y México evalúan alternativas.

“En el pasado casi todas las reformas han aumentado los impuestos indirectos (al consumo, como el IVA). De hecho, la mitad de la recaudación de la región viene de impuestos indirectos y falta tributación de la riqueza”, advirtió la española Susana Ruiz, coordinadora de justicia fiscal de Oxfam.

Por su parte, Joe Biden insiste en aumentar impuestos a los ricos y a las empresas, lo cual refuerza la idea que se viene gestando en Latinoamérica. En Europa, solo hay impuestos al patrimonio neto en España, Noruega y Suiza; aunque en otros países de la región existen otras medidas sobre el capital y la riqueza.

Compartí la nota