Juan Solá: pandemia, consumos culturales y disidencias

En exclusiva con El Resaltador en Nacional, Juan Solá nos habló de su trabajo como escritor durante la pandemia. Además, celebró la inclusión de disidencias en el consumo cultural.

Ayer, durante nuestro programa en Radio Nacional, entrevistamos a Juan Solá: escritor, narrador y editor argentino. En nuestra charla con él, hablamos sobre la labor de escribir durante una pandemia. Además, celebramos a las disidencias, quienes se abren paso en la industria cultural con sus libros.

¿Cómo influyó la pandemia en tu inspiración para escribir?

“Esta pandemia fue por supuesto algo que nadie nunca vivió en su vida. A mí me pego por el lado de lo distópico. De repente me puse a consumir mucha literatura y películas de ciencia ficción. También me sentí como en una cierta obligación conmigo mismo de terminar ciertos proyectos que tenía en el tintero y aprovechar un poco el tiempo. Entonces terminé “Galaxia”, que salió con “Sudestada” hace un tiempito.

“Tenía otras cosas también que tenía ganas de probar, como esto de los video poemas. También me puse a escribir un poco de guion y un proyecto epistolar. Me puse a hacer de todo. Porque antes yo me despertaba todos los días en una ciudad distinta cuando me tocaba ir a leer. Y de repente despertarme todos los días en la misma piecita de la casa de mi vieja.

“La inspiración apareció por la misma necesidad de ampliar el universo que estaba habitando, que era una habitación de la casa de mi vieja a donde fui a pasar la cuarentena pensando que eran 15 días”.

Te puede interesar: ““Las Malas” se llevaron el Sor Juana Inés de la Cruz”

Lanzan Galaxia, la nueva novela de Juan Solá | El Diario de Carlos Paz
“Galaxia” una de las novelas de Juan Solá

¿Cómo se posicionan las diversidades hoy en la literatura?

“Hoy hay como una intención de catalogar un subgénero de “literatura gay” en el que yo no creo, porque nadie va a etiquetar un romance entre un chico y una chica. Entonces, ¿por qué tendríamos que ceder ante ese tipo de etiquetas? Me parece un retroceso”.

“Yo creo que como en todos los espacios hay un “pinkwashing” o “lavado rosa” donde se está metiendo mucho más la voz de la diversidad; peor hay que tener cuidado porque hay un costo detrás de eso. Si celebro que se esté leyendo a autoras trans, que se estén leyendo disidencias; pero me parece que en las historias cuyos protagonistas son LGBT no tienen por qué ser catalogadas como novelas LGBT”.

“Me parece innecesario, dadas las condiciones sociales actuales, estar etiquetando productos culturales específicos de autores de la comunidad LGBT. Salvo que el foco esté puesto específicamente en el conflicto que puede llegar a generar la sexualidad por ejemplo. Sino me parece innecesario”.

Bibliofila Sin Cura: Juan Solá en Garabombo y en Festival Clave
Bibliografía de Juan Solá

¿Cómo fue esto de producir y producir contenido en un contexto que resignificó esa tarea?

“Yo creo que las redes exigen constantemente producción de contenido. Y el proceso creativo que puede llevar una pieza creativa como un libro o una coreografía no sigue el ritmo de Tik Tok. La gente que consume arte de calidad tiene que entender eso”.

“Lo que pasa es que hay mucha gente cuyo trabajo se empezó a hacer relevante a través de las redes y entró en una lógica capitalista de creación sistémica. Un poco de eso generó conflicto a principios de la cuarentena cuando hacía un video poema todos los días. Después dije ya está, déjenme seguir haciendo mi vida”.

“A partir de esa posibilidad de repensar los vínculos y reencontrarme con mi casa, se fue alimentando el proceso creativo: en ese sentido no me puedo quejar. Pero si me quejo un poco de la necesidad constante de estar produciendo para redes, eso se diluye y pierde calidad. Me gustaría como autor despegarme de las redes en algún momento. Digitalicemos todo excepto el secreto de cómo librarnos de lo digital. Que esta dependencia no influya en la elección de productos culturales”.

Juan Solá: "Soy un explorador de los modos de contar"
Juan Solá con “Microalmas”

¿Qué opinas de lo que hizo la RAE con el pronombre “elle”?

“Yo estoy esperando que la RAE me autorice así puedo hablar con mis amigues no binaries. Cuando la RAE me autorice, yo me vuelvo a comunicar con mis amigues no binaries que por el momento no están existiendo”.

“La RAE tiene que despegarse de la idea de que puede decirnos cómo hablar. Es como algo ilusorio y hasta academicista. No por eso vamos a dejar de expresarnos y de existir porque la RAE no nos nombra. El colonialismo también está en el idioma. Nosotros tenemos que elegir como comunidad si queremos seguir dependiendo de las normas que establece la RAE para poder expresar nuestra identidad y quiénes somos”.

“Yo trato de aspirar siempre a la anulación del género a la hora de escribir. En vez de decirte: “el que persevera, triunfa”, te puedo decir “quien persevera, triunfa”. Trato de hacer eso lo más posible. No uso lenguaje inclusivo en la escritura porque los personajes no hablan en inclusivo por el contexto en el que están inmersos. Por ejemplo, “Ñeri” se enmarca en el año 2013″.

“Sinceramente no entiendo por qué la gente se enoja tanto por un pronombre. Sinceramente no entiendo cómo alguien puede ser tan cómplice de la invisibilidad de la existencia de la otra persona. El idioma es flexible por las normas del capitalismo”.

×