Actualidad

Golpe de Estado en Bolivia: confirman violación de DDHH y masacres

Este martes, un grupo de investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reveló que durante el golpe que derrocó a Evo Morales a fines de 2019 en Bolivia, se registraron masacres de fuerzas militares y policiales contra civiles, incluyendo ejecuciones sumarias. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de […]

🕒  3 minutos de lectura

 | 

Este martes, un grupo de investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reveló que durante el golpe que derrocó a Evo Morales a fines de 2019 en Bolivia, se registraron masacres de fuerzas militares y policiales contra civiles, incluyendo ejecuciones sumarias.

Fuente: TeleSur

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), conformado exclusivamente para investigar los hechos de violencia y la violación de los derechos humanos en Bolivia, confirmó las masacres de civiles durante el golpe de Estado a fines de 2019, al presentar su informe final sobre las muertes en Senkata y Sacaba.

En Sacaba se registraron más de diez muertos y en Senkata otro número igual. El presidente Luis Arce, tras conocer el informe, pidió perdón a las víctimas, y llamó a la Asamblea Legislativa Plurinacional a acelerar los juicios de responsabilidades anunciando la derogación del Decreto Supremo 4461, que otorgaba amnistía a los calificados como "perseguidos políticos" del MAS.

Patricia Tappatá Valdez, representante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), afirmó durante la presentación del informe final del colectivo en La Paz, que "en el marco de un conflicto político rodeado de violencia, al menos 37 personas perdieron la vida en diversos lugares del país y centenares recibieron lesiones de consideración tanto físicas como psicológicas".

Te puede interesar: "Golpe de Estado en Bolivia: aparecen más pruebas contra Mauricio Macri"

En el mismo sentido, agregó que es fundamental que el informe "no sea visto como la fotografía de un tiempo violento pero breve que ya pasó, sino como el nuevo umbral ahora más elevado y exigente de lo intolerable".

El reporte del GIEI también recopila episodios de amenazas y agresiones contra las víctimas de la represión ordenada por el gobierno de Áñez, por ejemplo cuando los manifestantes acudían a los hospitales para ser tratados.

El estudio además explica que en las manifestaciones, surgidas en protesta por la renuncia forzada del expresidente Morales, hubo una "participación plural", con personas "que no necesariamente simpatizaban con ningún partido", pero sí "se identificaban en contra de la quema de la wiphala, de la humillación y las vejaciones contra la gente pobre y la discriminación de las cholas".

Fuente: TeleSur

Este documento es importante porque quita cualquier duda que pueda tener de la comunidad internacional sobre lo que ocurrió en 2019, entendiendo además que fue investigado de manera independiente, transparente y cuidadosa contando con el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

El informe de la CIDH sienta un precedente, no sólo para eliminar las dudas de la comunidad internacional, sino además para que no vuelva a ocurrir un hecho semejante y se tomen acciones estratégicas en pos de lograr una verdadera justicia y reparación a todas las víctimas. No dejemos lugar para el olvido, que la memoria permanezca viva en los pueblos latinoamericanos para garantizar democracias fuertes y consolidadas.

Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último