Fuerte respaldo a la propuesta de reestructuración de la deuda argentina

Economistas y académicos de distintos países emitieron una carta abierta donde mostraron su apoyo a la propuesta que Argentina presentó para reestructurar la deuda pública.

Martín Guzmán fue discípulo de Joseph Stiglitz cuando se desempeñó en la Universidad de Columbia.

La propuesta que elaboró el gabinete económico argentino -encabezado por Martín Guzman- pretende tener una respuesta positiva por parte de los bonistas antes del 8 de mayo. Sin embargo, el plazo vence mañana y hasta el momento solo hubo respuestas negativas.

En este marco, un total de 138 prestigiosos economistas y académicos de todo el mundo firmaron una carta abierta apoyando la reestructuración de la deuda argentina y pidiendo a los acreedores privados que colaboren con ese proceso.

Te puede interesar: Argentina, en el laberinto de reestructurar la deuda pública.

La nota señala que “este momento es la prueba definitiva de la arquitectura financiera internacional” que emergerá tras la crisis desatada por el coronavirus y enfatiza que “una resolución responsable sentará un precedente positivo, no sólo para Argentina, sino para el sistema financiero internacional en su conjunto”.

Entre los firmantes, están los economistas Joseph Stiglitz y Edmund Phelps, ambos ganadores del Premio Nobel, y otros con fuerte peso en el ámbito académico como Jeffrey Sachs, Thomas Piketty, Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff.

Además, se encuentran figuras de la política como el ex ministro de Economía chileno Carlos Ominami y su par brasileño, Nelson Barbosa, e influyentes personajes del gobierno estadounidense como Brad Setser, del Consejo de Relaciones Exteriores que asesora a Donald Trump. Muchos de los que acompañaron la nota han desarrollado parte de sus carreras en el Fondo Monetario Internacional.

Galácticos de la economía bancan a Martín Guzmán por la deuda | Perfil
Stiglitz, Piketty y Sachs, referentes internacionales que respaldan a Guzmán. Foto: CEDOC.

La carta describe principalmente dos temas trascendetales en cuanto a la renegociación: la valoración técnica de la propuesta argentina y la importancia de entender una sitaución de crisis económica mundial por la pandemia.

En esa línea se valora que la oferta “está diseñada precisamente para aliviar la carga del servicio de la deuda, mientras que el país lucha contra el Covid-19 y trabaja para restaurar el crecimiento. De hecho, la reducción del cupón de bonos promedio ofrecido por Argentina (del actual promedio de 7% a 2.3%) es razonable considerando el entorno actual de tasas de interés. A los acreedores se les pide que recorten su ganancia, pero aún así recibirían tasas de interés razonables en el futuro”.

Y agregan: “En este momento excepcional de la historia mundial, la oferta propuesta por Argentina también presenta una oportunidad para que la comunidad financiera internacional demuestre que puede resolver crisis de la deuda soberana de manera ordenada, eficiente y sostenible”.

El pronunciamiento constituye un fuerte espaldarazo político al gobierno argentino y en especial a su ministro de Economía, Martín Guzmán, quien fue discípulo de Stiglitz cuando se desempeñó en la Universidad de Columbia.

Vale recordar que el viernes 22 de mayo se acabará el período de gracia para abonar los U$S 503 millones en intereses correspondientes a los bonos Global que quedaron impagos desde el 22 de abril. Si para ese momento no hay acuerdo, la Argentina entrará en default.

Te puede interesar: ¿Qué propone la reestructuración de la deuda?

Por Cristian Dominguez

×