Especialistas proponen acciones para la postpandemia

Profesionales del CONICET y de la UNC, emitieron un documento en donde proponen acciones para la postpandemia. El escrito se titula “El Covid-19 es el resultado del modelo de apropiación de la naturaleza”. Afirman que un futuro resiliente, sustentable y equitativo es posible.

Los especialistas indican que la pandemia es producto del modelo de apropiación de la naturaleza.

Especialistas en ecología, ambiente, salud, alimentación y sociedad, realizaron un documento en donde proponen acciones para la postpandemia. El escrito se titula “El Covid-19 es el resultado del modelo de apropiación de la naturaleza” y es firmado por profesionales del CONICET y de la UNC.

También te puede interesar: La Legislatura de Córdoba trabaja en un nuevo digesto ambiental

Lo primero que indican es que la pandemia que atravesamos no es una crisis aislada. Al respecto indican que “es parte de una crisis ambiental y civilizatoria más profunda, más duradera y más difícil de superar“.

Consecuentemente, profundizan y manifiestan que la pandemia ha sido creada por el modelo actual de apropiación de la naturaleza. Explican que acciones como “deforestar, abrir caminos a través de bosques, selvas o humedales; y al establecer poblaciones humanas, generalmente en condiciones precarias, en las fronteras forestales y mineras”, generan un contexto en donde es fácil que los virus muten e invadan nuevas especie.

Continúan indicando que el cambio climático global, el deterioro acelerado de la biodiversidad, la creciente desigualdad social y la concentración de la riqueza dentro y entre países, son todos síntomas del modelo predominante de apropiación de la naturaleza.

¿Cuál es la propuesta de los especialistas?

Luego de esta introducción, presentan un listado de principios y acciones para la post-pandemia. “Caminos que permitan trabajar sobre las causas que generan pandemias y deterioro ambiental y social, y favorecer condiciones más sustentables, justas y equitativas”.

  • a) Garantizar el fortalecimiento y la aplicación efectiva de las normas ambientales vigentes. Existen numerosas normas ambientales y sanitarias que se cumplen sólo parcialmente, o no se cumplen. En pandemia, se han informado aumentos en el desmonte, la caza furtiva, la pesca ilegal y los abusos hacia los más vulnerables.
  • b) Adoptar el enfoque de “una sola salud”. Éste reconoce las interconexiones entre la salud de las personas, los animales, las plantas y nuestro entorno compartido. Por lo tanto, reconoce que los problemas de salud humana no ocurren de manera independiente de la salud de nuestros ecosistemas.
  • c) Garantizar que las medidas de estímulo y reactivación económica post-pandemia propendan a la sustentabilidad y a la salud de la gente y la naturaleza. Muchas actividades que parecen ser un buen negocio en realidad no lo son si se tomaran en cuenta todos los costos involucrados, no sólo monetarios de corto plazo para un sector, sino también los sociales, ambientales y de salud para toda la población.
  • d) Propiciar una transición hacia modelos económicos mucho más centrados en la sustentabilidad y el bien común. Para que esto suceda, deben concurrir políticas distributivas que, por ejemplo, apunten a mejorar las condiciones de empleo, salud, educación, alimentación, vivienda, y los derechos sociales. Y que a la vez garanticen el acceso a un ambiente seguro y saludable y a una relación plena con el resto de la naturaleza, los cuales son derechos inalienables de todas las personas. Los modelos basados en el crecimiento ilimitado, la estimulación constante del consumo y la obsolescencia programada son insostenibles.
  • e) Transformar la matriz productiva y energética. La transición hacia energías más limpias no admite más postergaciones.
  • f) Desarrollar modelos de consumo que respondan a las necesidades reales de la población y que favorezcan el acceso de los sectores sociales más vulnerables. El modelo de consumo imperante es incompatible con un futuro viable y socialmente inclusivo. Es necesario desacoplar la idea de bienestar y de éxito social individual y colectivo del consumo superfluo, cada vez más grande, y cada vez más acelerado. Y al mismo tiempo, se deben generar políticas que garanticen un piso de derechos para el acceso de los bienes y servicios básicos a todos los sectores de la sociedad.
  • g) Integrar el cuidado de las personas y los demás seres vivos en todos los sectores de la economía y servicios. Un camino mejor implica no sólo mejores políticas de salud y ambiente. Requiere que, en las normas y prácticas en todos los sectores de la economía y los servicios, se tengan en cuenta la salud humana y el cuidado del resto de la naturaleza. Cuidar las personas, cuidar la naturaleza, es el único camino que hoy conocemos hacia un futuro mejor. Es por lo tanto una inversión estratégica, no un gasto soslayable.
×