“En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”

En La Carlota, ciudadanos y ciudadanas del colectivo LGBTIQ+ apelaron ante la negativa del municipio a izar su bandera en la localidad.

El 25 de noviembre de 2020, en el marco del día del orgullo LGBTIQ+, ciudadanos y ciudadanas de La Carlota elevaron un petitorio al intendente Fabio Guaschino, con el respaldo de funcionarios y funcionarias como Gabriela Estevez y Eduardo Fernández. En concreto, lo solicitado fue poder izar su bandera en el mástil del Bicentenario, ubicado en la Avenida Amadeo Sabatini de la localidad.

En consecuencia, quienes elevaron el petitorio denuncian haber recibido una respuesta que a su criterio desestimó el reclamo. Adicionalmente, desde el municipio explicaron que la bandera argentina es la que representa a todos y todas, por lo cual izar la del colectivo LGBTIQ+ no cambiaría nada.

Ante la respuesta municipal, quienes inicialmente enviaron el petitorio volvieron a enviar otro, el cual no ha recibido respuesta por el momento. De este modo, la bandera no ha sido izada hasta ahora tampoco. En el caso de esta segunda carta, la misma fue enviada al Concejo Deliberante y al municipio.

Te puede interesar: “Casi la mitad de la comunidad LGBTIQ+ se siente discriminada en las calles de Córdoba”

Así, tras no recibir respuesta, quienes se agruparon en primer lugar decidieron no bajar los brazos. De esta manera, convocaron un encuentro por la diversidad para el día de mañana, que contará con diversos conversatorios. Quien quiera asistir está invitado mañana sábado 16/1 en la Plaza San Martín de La Carlota a partir de las 19.

La jornada tratará temas como transfeminismo, despatriarcalización, la explicación de las siglas y pronombres que competen al colectivo y demás. También estarán haciendo un acústico los artistas Natali Maestri y Renato Barbieri.

Cabe destacar que desde la Juventud de La Carlota, quienes firmaron los dos petitorios mencionados, denuncian que el municipio no adhiere a la Ley Micaela ni a la de Cupo Laboral Trans. Así, continúa la lucha por la adquisición de derechos de un colectivo parcialmente invisibilizado.

Compartí la nota