El impuesto a las grandes fortunas como herramienta de justicia social

Según el último informe de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (LATINDADD), el impuesto a las grandes fortunas debería ser permanente en Latinoamérica y el Caribe. Esta medida serviría para combatir desigualdades como la pobreza en el continente.

El impuesto a las grandes fortunas ya es un hecho en distintos países de Latinoamérica. Sin embargo, estamos hablando de una medida que no perdurará en el tiempo. De este modo, la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (LATINDADD) lanzó un nuevo informe titulado “Ahora o nunca: Impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y El Caribe”.

En ese documento, se plantea y defiende la idea de un impuesto a las riquezas permanente, de modo que con lo recaudado se puedan zanjar desigualdades socioeconómicas. En el caso de Argentina, hasta el momento se ha estipulado un pago único de este aporte a las grandes fortunas.

Según el informe de LATINDADD, el impuesto a las riquezas podría recaudar “un mínimo de US$26.504 millones al año entre una veintena de países de la región”. Entre las acciones a realizar con ese dinero sugeridas desde la Red, se incluyen combatir la pobreza y el hambre a nivel mundial y garantizar la vacuna contra el Covid-19 de manera gratuita y universal.

Debido a la actual pandemia, el informe de LATINDADD asegura que retrocederemos unos 15 años en materia de lucha contra la pobreza. Concretamente, se habla de 45 millones de personas que habrán caído en la
pobreza a fines de este año. Mientras tanto, el PBI podría desplomarse hasta cerca del -9.1%.

Te puede interesar: “La mitad de los empleos perdidos durante la pandemia pertenece al sector informal”

La riqueza de unos pocos puede ayudar a muchos

Mientras que la pobreza se acentúa en la región, entre otras cosas por la situación sanitaria, datos de Forbes publicados por Oxfam informan que el sector millonario aumentó su riqueza en 48.200 millones de dólares durante los primeros cuatro meses de la pandemia. Este periodo coincide con el momento más estricto del confinamiento.

Teniendo en cuenta que se estima una recaudación anual de por lo menos US$26.504 millones, es posible afirmar que mediante esta cifra se podría asegurar el acceso universal y gratuito a la vacuna contra el Covid-19.

“Otra alternativa posible para los fondos adicionales resultantes de los cambios tributarios analizados en el informe es financiar, la vacuna contra la COVID-19, para de esa manera asegurar el acceso gratuito a toda la población de América Latina”

Informe “Ahora o nunca: Impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y El Caribe”.

Otro de los objetivos que esta recaudación podría ayudar a cumplir es el de financiar un bono contra el hambre para personas en situación de extrema pobreza, durante 6 meses en todo el continente. Incluso, se podría garantizar la cobertura universal de vacunas en la región, evitando unas 2,5 millones de muertes al año según la OMS.

En América Latina y el Caribe, la concentración de la riqueza y la escasez de tributos por parte de los más adinerados tiene cifras concretas. Estamos hablando de que el 41% de la riqueza se concentra en el 1% de la población más rica, que solo aporta el 3.8% de la recaudación total.

INDEC: la pobreza en Argentina ya alcanzó al 40,9% de la población |  Entrelíneas.info
Se estima que a finales de este año habrán 45 millones de personas
que habrán caído en la pobreza