Eduardo Galeano: un autor al que no le pasa el tiempo

En un nuevo aniversario de su nacimiento, una editorial para Eduardo Galeano. Por su obra, su legado y lo que generó en mí. Atentamente, una de sus tantas lectoras.

Eduardo Galeano, escritor y periodista uruguayo.

Por Carmela Laucirica

Hace 80 años, el escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano llegaba a este mundo. Pero lo que muchos no sabíamos es que, aún cinco años después de morir, no lo abandonaría del todo. Casi todos los conocemos por una versión reducida de su nombre, pero por si alguien no lo googleó todavía, su nombre completo era Eduardo Germán María Hughes Galeano.

Considerado uno de los escritores de izquierda más influyentes de América Latina, Galeano nos transportó con sus libros a distintas épocas y escenarios. En sus obras, nos habló de esclavitud, racismo, conquista y lucha de clases; así como también de política nacional, dictaduras y pobreza. Como lectora de Galeano, me atrevo a decir que leyéndolo me amargué más de una vez: la historia no es para nada pintoresca cuando la cuentan los vencidos.

Sin embargo, el principal mérito que elijo rescatar de Galeano es su capacidad para enseñarme y despertar mi curiosidad. Sobre todo acerca de temas como los que abordó al escribir “Las venas abiertas de América Latina”. Aquel libro fue escrito en 1971, retratando la situación cultural y política de la región, pero contada desde otro punto de vista.

En un nuevo aniversario de su nacimiento, la editorial Siglo XXI lanzó el hashtag #Galeano en redes sociales, invitando a la gente a compartir su obra. Incluso, la misma editorial está preparando una edición especial del libro “Las venas abiertas de América Latina”, el libro más vendido de Galeano. La misma estará disponible el año que viene, en alusión al aniversario 50 de la obra.

Te puede interesar: “Borges: ¿se puede separar al artista de la obra?”

Galeano, un uruguayo adoptado por Argentina y España

“Nací el 3 de setiembre de 1940, mientras Hitler devoraba media Europa y el mundo no esperaba nada bueno”, escribió Galeano en su irónica “Autobiografía completísima” de tres breves párrafos. A lo largo de su vida, el uruguayo se refugió en Argentina y España. Llegó a nuestro país tras ser obligado a abandonar Uruguay durante la dictadura del 73. Luego, durante el “Proceso de Reorganización Nacional” en Argentina, debió exiliarse a España.

Una vez en España, escribió su famosa trilogía “Memoria del fuego”, la cual realiza “un repaso sobre la historia latinoamericana”. Esta obra está ordenada cronológicamente, y cuenta la historia de América Latina desde sus inicios hasta el siglo XX. Los relatos de estos tres libros están escritos en prosa, algunos de ellos en prosa poética.

“Me parece admirable la capacidad que han tenido los indígenas de las Américas en perpetuar una memoria que fue quemada, castigada, ahorcada, despreciada durante cinco siglos. Y la humanidad entera tiene que estarle muy agradecida. Porque gracias a esa porfiada memoria sabemos que la tierra puede ser sagrada, que somos parte de la naturaleza, que la naturaleza no termina en nosotros. Que hay posibilidades de organizar la vida colectiva, formas comunitarias que no están basadas en el dinero. Que la competencia contra el prójimo no es inevitable y que el prójimo puede ser algo mucho más que un competidor”, escribió en Memoria del fuego.

Unos años antes, Eduardo Galeano escribió “Las venas abiertas de América Latina”. La obra que fue censurada por las dictaduras militares de Argentina, Uruguay y Chile. “Escribí Las venas para difundir ideas ajenas y experiencias propias que quizás ayuden un poquito, en su realista medida, a despejar los interrogantes que nos persiguen desde siempre: ¿es América Latina una región del mundo condenada a la humillación y a la pobreza?”, dijo el autor.

Eduardo Galeano: a 80 años de su nacimiento, 5 obras esenciales | Diario  Nuevo Día Digital
Galeano tuvo que exiliarse primero a Argentina y después a España

Obras de hace décadas, que persisten en el tiempo

Gran parte de las temáticas que aborda Galeano en sus textos, algunos que ya tienen 60 años de antigüedad, aún persisten en el tiempo. Ya sea a través del debate o en la mismísima realidad social, el autor trató temas como la esclavitud, la lucha de clases, la concentración del poder en el fútbol y tantos otros que aún resuenan en la actualidad.

Eduardo Galeano me hace repensar nuestra historia en sus textos, sin escrúpulos para describirla o criticarla. Incluso, al leer sobre sucesos que ni siquiera presencié en carne propia, no puedo evitar quedarme pensando. Todavía no pude leer todos sus libros, pero espero hacerlo pronto.

×