Día B: asume Biden y éstas son sus primeras medidas

El Acuerdo de París, inclusión de mujeres en el Gabinete e inmigrantes son algunos de los temas a tratar en el corto y mediano plazo. Los cambios estructurales respecto a Trump parecen cruciales en las primeras horas.

Foto: Kevin Lamarque / Reuters

Por Juan Maldonado

Cada vez que en EEUU asume un nuevo presidente no podemos imaginar otro escenario que no sea el que nos brindó House of Cards en sus 6 temporadas. De paso, si no la vio, agéndela. Vale la pena aunque cueste entenderla al principio.

A las 12 horas en Washington -14 horas en Argentina- Joe Biden y Kamala Harris serán coronados presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos. John Roberts, presidente del Tribunal Supremo, será quien les tome el juramento.

Luego de unos meses tensos por la previa a las elecciones y de los bochornos en el “poseleccionesque culminaron con el asalto al Capitolio, finalmente Donald Trump dejará el trono yankee.

Y para seguir con la analogía seriéfila, al empresario le quedaba tan grande ese sillón como a Tommen Baratheon en Game of Thrones. Por lo menos en cuanto a responsabilidades en problemáticas contemporáneas como el cambio climático, la crisis migratoria, la crisis sanitaria y el déficit humanitario.

Frente al coronavirus

La situación en EEUU respecto al Covid-19 es crítica. La falta de políticas sanitarias llevó a que el país norteamericano cuente ya con más de 400 mil muertes.

Biden firmará un decreto para que sea obligatorio el uso de mascarillas en los edificios federales y para los empleados del gobierno central.

Además, para paliar los estragos económicos que la pandemia dejó, prevé una moratoria contra los desalojos y un congelamiento de los préstamos estudiantiles federales.

Según informó un miembro del Gobierno entrante, el inmunólogo Anthony Fauci va a intervenir en nombre de Estados Unidos en una reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS el jueves.

Te puede interesar: Felipe Quispe, el líder indígena boliviano que falleció este martes.

Frente al cambio climático

Trump no sólo dejó una pelea absurda con Greta Thunberg, sino que también sacó a EEUU del Acuerdo de París. Aquel convenio internacional obligaba al país a hacerse cargo de sus emisiones, de las que es, junto a China, el máximo responsable.

Gina McCarthy, ambientalista y responsable de este asunto en el nuevo gabinete, enviará ni bien llegue a su despacho una petición a la ONU para que el país pueda volver en un mes al Acuerdo.

Además, Biden quiere revertir una serie de medidas de desregulación ambiental tomadas por el gobierno republicano. Entre ellas revocaría la autorización para el oleoducto de Keystone XL, que une Estados Unidos y Canadá.

Por último, durante la campaña presidencial prometió otorgar mayor presupuesto a infraestructura para combatir el cambio climático. Al mismo tiempo, dijo que intentará seducir al sector empresarial a invertir en este tipo de políticas ambientales.

Foto: Tom Brenner / Reuters

Frente a la inclusión de mujeres

Joe Biden ya anunció que creará el Consejo de Política de Género en la Casa Blanca. La intención es impulsar la igualdad de las mujeres y avanzar hacia su “plena inclusión” en la economía y sociedad norteamericana.

El organismo apunta específicamente a “guiar y coordinar las políticas gubernamentales que impactan en mujeres y niñas”. La profesora de historia estadounidense Jennifer Klein y la abogada y diplomática Julissa Reynoso estarán a cargo de la cartera.

Klein es además jefa de estrategia del movimiento Time’s Up, que lucha contra el acoso sexual. Reynoso será la jefa de gabinete de la futura primera dama, Jill Biden.

Barack Obama había creado ya el Consejo de Mujeres y Niñas de la Casa Blanca, con un espíritu similar. Pero fue dado de baja por el mandato de Trump.

Por otro lado, Janet Yellen fue elegida para integrar el Gabinete del nuevo presidente electo. Será quien dirija de la Secretaría del Tesoro, que, por primera vez en la historia, estará a cargo de una mujer.

La sorpresa esta semana fue la nominación de la pediatra transgénero, Rachel Levine, como Subsecretaria de Salud. Se convertiría en la funcionaria transgénero de más alto rango del Gobierno federal.

La médica es la actual directora de Salud en el estado de Pensilvania. Además es profesora universitaria de pediatría y psiquiatría, codirigió anteriormente el Departamento de Pediatría del Penn State Hershey Medical Center y fue responsable de su división de medicina para adolescentes.

Por otro lado, Alejandro Mayorkas será el primer latino en un rango tan alto. Será el encargado de dirigir la Seguridad Nacional.

Frente a la inmigración

La posición del Gobierno republicano de Trump era muy clara: en contra de la ola migratoria.

Biden anunció la anulación del decreto migratorio que prohíbe la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de países mayoritariamente musulmanes.

Al mismo tiempo, pretende suspender los trabajos de construcción del muro en la frontera con México, financiado con presupuesto del Pentágono, una de las medidas más polémicas del mandatario saliente.

Estaría listo un proyecto de ley para “naturalizar” a cerca de 700 mil jóvenes indocumentadxs en la infancia que llegaron al país acompañando a sus padres y madres.

Trump intentó dar de baja el Estatuto de Protección Temporal (TPS), beneficio para migrantes que ahora Biden pretendería mantener. Dicho Estatuto puede significar la nacionalización de las personas.

Por último, existiría un plan de inyección de fondos para aumentar la vigilancia y los controles fronterizos. También un plan de asistencia para El Salvador, Guatemala y Honduras, el país de origen de la mayoría de las personas migrantes.

La fórmula que integra Joe Biden y Kamala Harris asumirá esta tarde en la explanada del National Mall de Washington. Será el presidente número 46 de los Estados Unidos.

Compartí la nota