Córdoba: Liliana Montero y su proyecto para reconvertir los concursos de belleza

Córdoba: Liliana Montero y su proyecto para reconvertir los concursos de belleza

En San Fernando del Valle, alumnas del colegio Pía Didoménico y del Instituto Belgrano- Provincia de Catamarca- decidieron no elegir a la Reina de los Estudiantes, como en años anteriores. Las adolescentes resignificaron la noción del concurso de belleza, que premia a cuerpos hegemónicos, y afirmaron que reinas somos todas. La legisladora Liliana Montero celebró la iniciativa, y recordó que en el año 2016 presentó un proyecto para reconvertir los concursos de belleza.

El documento presentado hace tres años, prohíbe la realización de certámenes y concursos que promuevan criterios de selección basados en características físicas, sostenidas sobre criterios denigratorios para las mujeres o sobre estereotipos de género.Además rechaza los concursos que juzguen el sexo, la edad y las etnias.

El proyecto de ley 20.759, tiene como objetivo reconvertir los concursos de belleza en concursos reales, a nivel provincial. Otro de los puntos fuertes del escrito hace referencia a que la provincia deberá promover eventos de reconocimientos de logros intelectuales, deportivos, artísticos o por sus trabajos y compromisos sociocomunitarios, en lugar de elegir reinas de bellezas.

Te puede interesar: Alumnas se autocoronaron reinas en concurso de belleza

Entre los fundamentos del documento, se explica que si bien hemos logrado un avance en la construcción de relaciones más igualitarias entre varones y mujeres, todavía persisten en las instituciones condiciones que refuerzan estereotipos, desigualdades y violencias de género.

El Estado tiene un rol fundamental, ya que  puede, y debe, aportar a la transformación de bases culturales, modificando concepciones y prácticas que se reproducen a través de las matrices simbólicas, puede leerse en el proyecto de ley. Tomando el ejemplo de las alumnas catamarqueñas, se debería celebrar la diversidad de los cuerpos, la belleza inclusiva.


“Creemos que es necesario seguir avanzando en un cambio de modelos culturales que apunten a construir sociedades más justas y equitativas, erradicando la violencia de género. Además consideramos que seguir negando la violencia de algunas costumbres, tanto como no tomar medidas al respecto, nos convierte indefectiblemente en cómplices de la violencia de género y de la objetivación de las personas”, concluye la propuesta de Liliana Montero.