Córdoba: La Facultad de Ciencias de la Comunicación aprobó el uso del lenguaje inclusivo

Córdoba: La Facultad de Ciencias de la Comunicación aprobó el uso del lenguaje inclusivo

El lunes 28 de octubre el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC) de la UNC aprobó el uso del lenguaje inclusivo con la utilización de las letras “e” y “x” en producciones académicas y comunicaciones oficiales de dicha dependencia. 

El lenguaje inclusivo que apela al uso de las letras “e” y “x” funciona como un sustituto a la hora de nombrar palabras identificadas con el género masculino o femenino. La FCC es la primera facultad de la Universidad de Córdoba en habilitarlo e incorporar su uso.

El proyecto recientemente aprobado será tenido en cuenta para la elaboración de textos administrativos, legales, trabajos y producciones académicas, y comunicaciones oficiales. Desde la FCC impulsarán capacitaciones para el uso del lenguaje inclusivo a través del Programa de Géneros y Diversidad de la institución.

Es necesario hacer un paréntesis. En septiembre del año que corre la UNC aprobó un lenguaje incluyente en cuestiones de género y para personas con discapacidad, aquella propuesta desaconseja el uso de las letras e, x y del símbolo @.  Las recomendaciones del proyecto apuntaban a todas las facultades de la UNC.

Te puede: UNC. El lenguaje inclusivo aprobado desaconseja el uso de las letras e, x y del símbolo @

Siguiendo la línea hacia la igualdad de todos los miembros de la sociedad, la FCC contempla variantes de la comunicación no estereotipadas que abarquen toda expresión no nominativa o no designativa de género como así también el uso de perífrasis y relativos en reemplazo del uso de pronombres; expresiones no reguladas por la academia como “e” y “x” en lugar de vocales que designen pertenencias de identidad de género.

La lengua es de los hablantes, nosotros decidimos qué palabras se quedan y cuales se van de nuestro vocabulario.  Retomo esa frase presente en la nota sobre el lenguaje incluyente ya que hoy está más vigente que nunca.

Por Emi Urouro