Continúan los desmontes y desalojos en Santiago del Estero

Según un monitoreo de Greenpeace, la provincia  ha perdido más de 9.000 hectáreas de bosques en lo que va del año.

Continúan los desmontes y desalojos en Santiago del Estero. Fuente: Greenpeace

Comunidades originarias y campesinas denuncian que continúan los desmontes y el avance sobre sus territorios por parte del sector empresarial, como es el caso de Orlando Canido, dueño de las gaseosas Manaos.

Greenpeace difundió una denuncia del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE): topadoras están desmontando en territorio de la Comunidad Indígena Vilela Tako Sinchi, en la zona de Stayle, cerca de Las Tinajas, departamento Moreno.

Al punto anterior, debemos agregar que el organismo internacional documentó por tierra, por aire y mediante imágenes satelitales la deforestación en la provincia de Santiago del Estero, mediante ese trabajo, detectó la pérdida de más de 9.000 hectáreas de bosques en lo que va del año. 

“Recorrimos la provincia y tristemente pudimos comprobar que siguen los desmontes y los desalojos. Cuando hablamos de deforestación, no sólo hablamos de pérdida de biodiversidad, sino también de la destrucción del hogar y sustento de los campesinos e indígenas”

 Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Es importante resaltar que el dueño de la empresa Manaos, fue acusado varias veces por desmontes y desalojos en Santiago del Estero. En 2016, Greenpeace denunció la deforestación ilegal de sus empresas y las agresiones de sus guardias armadas hacia las familias campesinas.

Te puede interesar: Campaña de concientización por la “infodemia”

Datos para tener en cuenta:

  • Durante 2020, a pesar de las restricciones por la pandemia de COVID-19, en Santiago del Estero se desmontaron 32.776 hectáreas. 
  • Entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año, en la provincia se deforestaron 9.126 hectáreas.
  • Santiago del Estero es la provincia con más deforestación de las dos últimas décadas: entre 1998 y 2019 perdió 1.908.057 hectáreas de bosques nativos.

“Más deforestación significa más cambio climático, más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades”

 Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Greenpeace resalta la gravedad de la violencia sobre los territorios de las comunidades campesinas e indígenas. El organismo sostiene que el gobierno de Santiago del Estero no puede seguir siendo cómplice de este crimen.

La deforestación no cesa, el territorio sufre, no podemos perder ni una hectárea más. Sumate con tu firma: Destruir bosques es un crimen

Fuente: greenpeace.org

Compartí la nota