¿Cómo transitan la cuarentena las niñas y niños?

UNCiencia entrevistó a la psicóloga Graciela Britos, especialista en salud materno-infantil. ¿Qué sentimientos afloran en los más pequeños con tanto tiempo de distanciamiento social?

¿Cómo transitan la cuarentena las niñas y niños? (Foto: Pxfuel)

El sitio UNCiencia entrevistó al psicóloga Graciela Britos, especialista en salud materno-infantil, para conocer cómo se sienten niños, niñas y adolescentes en la cuarentena.

También te puede interesar: Casi la mitad de las denuncias al 145 fueron por explotación sexual a mujeres

Lo primero que aclaró la especialista es que las emociones y sentimientos han ido cambiando durante la cuarentena para todos. Más teniendo en cuenta la extensión del distanciamiento social.

Se han perdido los lazos y la manera cotidiana que tenían de relacionarse de niños, niñas y adolescentes. Darse la mano, abrazarse, los juegos de impacto donde el cuerpo ocupa un lugar fundamental”, explica Britos.

Esto genera sentimientos de tristeza, nostalgia, irritabilidad y enojo. A su vez, explica que el el afuera y la escuela eran los espacios de confianza que transitaban.

Britos indicó que: “Con la pandemia, el afuera se volvió amenazante y por momentos riesgoso“, y agrega que “los adultos jugamos un papel fundamental en promover en los niños sentimientos de contención, seguridad y comprensión”.

Por otra parte, la psicóloga explicó que la imposibilidad de ir a la escuela es uno de los aspectos que más afecta los niños, niñas y adolescentes.

“A medida que fue transcurriendo la cuarentena este alejamiento entre escuela y alumnos, se convirtió en cercanía gracias a la tecnología. Pero tras más de 100 días sin escuela presencial, las pantallas también han comenzado a generar cansancio, enojo e irritabilidad” expresó Britos.

El temor a la muerte

En contextos de pandemia de enfermedades, el temor a la muerte emerge como una sensación. En estos casos, “el gran desafío para los adultos es sostener la tranquilidad en tiempos de incertidumbre“, indica Britos.

Al respecto aconseja mediar en la información que niñas, niños y adolescentes reciben sobre el coronavirus. “Es necesario permitir sus preguntas, que planteen interrogantes y que las respuestas sean acordes a su edad dentro de lo que ellos pueden comprender y metabolizar” explica.

Por último, aclara que mantener la calma es el gran desafío ya que si los adultos están impacientes o angustiados, provocan en los pequeños un efecto de sentir que son ellos quienes se sienten así. “Cuidar, acompañar, alentar, comprender sus miedos y generar espacios juntos entre padres e hijos, brinda consuelo seguridad y conecta con la vida” concluye Britos. 

×