Causa Taym: 4 años de impunidad

El desastre ambiental ocurrido en la Planta de Taym aún no tiene fecha de juicio. Hablamos con Carlos “Chuzo” González Quintana, uno de los abogados querellantes en la causa.

A pocos días del 28 de marzo, aniversario del desastre ambiental ocurrido en la Planta Taym, la causa no tiene ni siquiera fecha posible de juicio. Así, 4 años después de lo ocurrido, vecinos y vecinas de Parque Santa Ana exigen el avance de la causa que puso y pone en riesgo su salud.

Aquel día de marzo de 2017, la Planta de Tratamiento de residuos peligrosos (Taym) se inundó por no estar preparada para días habituales de lluvia. En consecuencia, se derramó material altamente tóxico por el canal Los Molinos, hasta llegar a la planta potabilizadora de Aguas Cordobesas. Concretamente, el derrumbe de un terraplen de la planta produjo esta filtración.

Cabe destacar que la Planta de Taym fue autorizada a instalarse en una zona inundable hace ya 21 años. La misma no contaba con un certificado de no inundabilidad, pero se construyó de igual manera. Se permitió que Taym se instale sobre un paleocauce, en una zona de escurrimientos naturales. Básicamente, un paleocauce es un tramo de cauce fluvial que ha sido abandonado por el cambio de curso de un río.

Según Eiliana Lacombe, vecina de Villa Santa Ana, “más de un millón y medio de personas podrían haber consumido agua contaminada”. En torno a esta causa, se acusa al fiscal Anticorrupción Franco Mondino, por no haber avanzado durante estos 4 años. Más aún, desde la Asamblea Santa María sin Basura denuncian “el sistemático encubrimiento operado por el fiscal Mondino”.

“No se ha calculado aún la cantidad de hectáreas afectadas por la inundación que arrastraba residuos peligrosos, ni dimensionado la afectación de napas ni del propio canal que riega las huertas del cinturón verde inundado por la escorrentía envenenada. Los contaminantes no degradables, como los metales “pesados” arrastrados por la escorrentía, continúan dispersos en un territorio indeterminado. Por lo que el delito no ha cesado y continuará afectando a las futuras generaciones”.

Asamblea Santa María sin Basura

Te puede interesar: “A Córdoba le falta inclusión: el 69% de las manzanas, sin rampas para personas con discapacidad”

Taym contaminó agua, suelo y aire

Según informó a este medio Carlos González Quintana, uno de los abogados querellantes, la causa está en condiciones de ser elevada a juicio, ya que el fiscal “agotó la investigación penal preparatoria, las pruebas son sólidas y contundentes”.

En este caso, la pericia interdisciplinaria se constituye como la prueba principal para afirmar que ese día hubo contaminación de agua, aire y suelo que puso en riesgo la salud de las personas.

“Las pruebas son sólidas. La mayor probanza es este dictamen interdisciplinario en donde cinco peritos oficiales de distintas ciencias llegaron a la conclusión de que, ese 28 de marzo, las escorrentías que entraron al predio de Taym tomaron contacto el material que estaba en los piletones de lixiviados y lo arrastraron hasta ingresar al canal de Los Molinos. Eso tomó contacto con el agua, contaminándola”, explicó González Quintana.

Y añadió: “Por lo tanto tenemos dos elementos del ambiente, agua y suelo, contaminados. La evidencia es científica, es irrefutable, y entendemos que eso amerita a que el fiscal eleve la causa a juicio para poder continuar con la etapa procesal que sigue”.

Por su parte, contó el abogado, la defensa viene “interponiendo todo tipo de chicanas recursivas, de propuestas probatorias que no son pertinentes ni útiles para la investigación y eso va dilatando cada vez más el curso”. En este sentido, advirtió que hay “serios riesgos de que la causa prescriba”.

En cuanto a la situación actual de la planta, se sabe que no tiene autorización para funcionar y por ende permanece cerrada. De todos modos, no se le ha exigido a la empresa que actúe para remediar el daño ambiental producido: “es un asunto que nos devela como abogados que trabajamos en la causa”.

Compartí la nota