Brasil: Creció 91% la deforestación en Amazonia respecto al año 2018

Brasil: Creció 91% la deforestación en Amazonia respecto al año 2018

Según datos recolectados por el sistema DETER de alertas satelitales del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la deforestación en la Amazonía de brasil aumentó un 91%, en relación al mismo periodo del año 2018. Es decir que la superficie deforestada alcanzó 6.404,4 kilómetros cuadrados.

Cabe recordar que recientemente el bosque tropical fue azotada por múltiples y amplios incendios. Según un informe de Infobae  la deforestación con “queimadas”, fue una de las causas de los incendios que recientemente consumieron 20.000 hectáreas del bosque tropical.

A partir del sistema DETER, INPE publicó que en los últimos cuatro meses los niveles de deforestación crecieron en comparación a los últimos años. Según el organismo 738,2 km2 en mayo (+34,1%), 936,3 km2 en junio (+91,7%) y 2.255,4 km2 en julio (+278%) y ahora 1.700,8 km2 en agosto (+91,90%)..

Cabe resaltar, que si bien,  especialistas explicaron que los incendios del bosque tropical eran normales en esta época del año, la magnitud y cantidad de los mismos ha sido más intensa en comparación con el año 2018. Las quemaidas sirven para reducir los árboles talados – una vez secos-, el pico de la deforestación es en julio y el fuego llega en septiembre.

Retomando el informe de Infobae -nombrado párrafos atrás-  la deforestación vinculada al desarrollo económica parece ser la mayor culpable de la crisis ambiental del país vecino. Además debemos recordar el proyecto de pavimentación del bosque tropical, que Bolsonaro promueve y protege, y ha sido denominado Canal Norte. Para desarrollar esa propuesta se requiere tomar 1,5 millones de kilómetros cuadrados, es decir deforestar la región.

La política ambiental no parece ser el fuerte del nuevo gobierno, cabe recordar que en el estado Minas de Gerais , el 5 de noviembre de 2015, los diques de contención de las represas Fundão y Santárem, controladas por la empresa Samarco Mineração– proyecto conjunto de las  mineras Vale y BHP Billiton- colapsaron.

La ruptura de las represas produjo que los 650 km del cauce del río Doce y sus afluentes Gualaçu del Norte y Carmo, hasta su desembocadura en el Atlántico, fueran contaminados por más de 40 millones de toneladas de lodo con alto contenido de metales pesados, incluyendo aluminio, mercurio, hierro, bario, cobre, plomo y boro. 

Al día de hoy la empresa minera todavía no cumple los labores de limpieza y recuperación de la zona afectada, medida ordenada por la justicia. La multinacional anunció que reanudará sus operaciones a principios del 2020.

Siguiendo la línea de pensamiento de Donald Trump, el mandatario brasileño no vela por el medio ambiente y pone en tela de juicio la existencia del cambio climático. El desarrollo de nuevas tierras para productores rurales, el inicio de obras relacionadas con Calha Norte y una importante seguía, perjudicaron a uno de los pulmones verdes más importantes del planeta.

Por Emi Urouro