Córdoba Clandestina

Bombing: haciendo ruido en todos lados

De las paredes al Instagram, del Instagram al papel, y del papel de nuevo a las paredes de la calle. Cómo aquel primer fanzine de fotograffiti de la ciudad de Córdoba, se convirtió en un espacio fundamental para motorizar la escena de la pintura callejera en la ciudad. Por Emanuel Gallegos para Córdoba Clandestina. Las […]

🕒  6 minutos de lectura

 | 

De las paredes al Instagram, del Instagram al papel, y del papel de nuevo a las paredes de la calle. Cómo aquel primer fanzine de fotograffiti de la ciudad de Córdoba, se convirtió en un espacio fundamental para motorizar la escena de la pintura callejera en la ciudad.

BOMBING CBA., el proyecto de fotograffiti cordobés. Foto: BOMBING CBA.

Por Emanuel Gallegos para Córdoba Clandestina.

Las cosas avanzan y crecen completando ciclos. Cuando el ciclo no se completa, las cosas se estancan. Muchas veces, el gran desafío está, en identificar y aportar los elementos necesarios para que esos ciclos continúen, y ese fue, y sigue siendo, el desafío personal que se propuso “BOMBING CBA.”.

Un proyecto que nació como una recopilación de fotos de grafitis para Instagram, se transformó en el primer fanzine de fotograffiti de Córdoba, y hoy ya es uno de los “points” más importantes para el crecimiento de esta cultura. Hablamos con el creador, impulsor y la persona que día a día sostiene este proyecto.

Foto: BOMBING CBA.

Te puede interesar: Los #MiércolesClandestinos llevados al formato físico en Barrio Brujo

-Antes que nada y para dejarlo en claro desde el arranque, ¿por qué decidís no decir tu nombre ni tu firma?

"El anonimato es un aspecto fundamental que enriquece el juego del grafiti. Cuando firmas, nadie sabe ni necesita saber tu nombre real. Pero BOMBING CBA. es otra cosa, algo colectivo, acá el nick que uso en la calle no tiene importancia alguna. BOMBING CBA. no es una persona, no es un writer. Es un espacio de muestra y encuentro entre quienes queremos participar, colaborar y aportar, cada uno desde nuestro lugar y de la forma que decidamos hacerlo".

- ¿Qué es y cómo nace BOMBING CBA?

"BOMBING empezó siendo una respuesta a esa fascinación que sentía cada vez que veía un grafiti o un tagg (firma) en alguna pared, y me acercaba a sacarle una foto con el celular. El objetivo en ese momento era dejar registrada esa firma en una foto, para poder observarla detalladamente, compararla con otras firmas, como si estuviese haciendo una especie de estudio del grafiti que hay acá en la ciudad de Córdoba, sin tener mucho conocimiento.

Solamente esa admiración por los trazos que más me gustaban y me atraían. Esas fotos las fui recopilando, y en el 2017 decidí crear una página de Instagram que contenga todo ese material, así nació @bombingcba. Lo hice como un impulso, no lo pensé mucho. Descubrí que no había un sitio en el que pudieras encontrar material variado de distintxs grafiterxs de la ciudad. Cada grafiterx sube a su red social su trabajo, o el de su crew, pero no había una cuenta que contuviera varios trabajos".

- ¿Cómo llegas a ese primer FANZINE #1 del 2019?

"Creo que la vida útil de lo digital es más efímera, se pierde más rápido, algo de eso dice la contratapa del fanzine. Sentí la necesidad de materializar ese contenido digital, darle un soporte físico, y que las páginas del fanzine sean también otra manera de acceder al grafiti.

Todas las fotos de ese primer volumen son mías, las saqué yo, a los grafitis y firmas que más me atraían, o que tenían un valor sentimental importante para mí, como las firmas de “Elian” o de “Oster”, que son las primeras firmas que vi en mi vida, y que empecé a reconocer.

Eran muchas fotos, así que al momento de decidir cuáles iban a entrar en el fanzine, lo que tuve en cuenta fue, principalmente, el lugar donde estaban esas firmas, que es uno de los elementos que más me atrae del tagg, por los riesgos que se corren en determinados lugares.

En la contratapa del fanzine están también todos los nombres de lxs grafiterxs que forman parte del volumen. Varios nombres yo ya los conocía, pero otros me fueron llegando por la página de Instagram, cuando subía una foto de alguna firma, abajo, en los comentarios, etiquetaban a la persona o la mencionaban. Eso está bueno, porque muchas firmas no se entienden muy bien, pero tienen una forma particular, y cuando vos ya sabes a quien pertenece, reconoces la forma enseguida".

Te puede interesar: UnderDreams, la productora que busca reinventar la escena local

Foto: BOMBING CBA.

- ¿Qué nos podés decir del FANZINE #2?

"El FANZINE #2 ya tuvo otro origen. Se dio como una cuestión más colaborativa. Desde la página de BOMBING se lanzó una convocatoria para una muestra de fotograffiti, con fotos que enviara la gente, y la gente respondió de manera excelente.

Gracias a eso se generó un archivo con material histórico, grafiterxs de la vieja escuela que ya no pintan, me mandaron fotos de sus grafitis de hace más de 10 años, muchos de ellos a los que le tengo un cariño muy especial, porque yo crecí viendo sus grafitis en la ciudad. Este FANZINE #2, además, salió en full color, porque las fotos ya no eran de firmas, sino de grafitis con unos colores increíbles.

Siento que el FANZINE es una manera de estar en la calle también, de poner el cuerpo. Porque si le sacas una foto a un grafiti en cualquier lugar de la ciudad, significa que vos también estas ahí".

También te pude interesar: La propiedad intelectual, esa idea que algunos esquivan

- ¿Qué es BOMBING hoy?

“BOMBING” antes que nada es la definición de un estilo determinado de grafiti. Una “bomba” es un grafiti con un tipo de letra que hacés rápido, y que al mismo tiempo cubre mucho lugar. Porque el BOMBING es eso: cantidad. Hacerlo rápido, bien visible, y en la mayor cantidad de lugares que puedas.

Yo creo que no solamente podes hacerlo pintando, también podes hacerlo pegando stickers, o de la manera que se te ocurra. Es una bomba explotando, haciendo ruido, desparramando esquirlas por todos lados. Y hoy BOMBING es un espacio que apunta principalmente a apoyar todos esos proyectos que busquen poner “bombas”, que generen ruido por todos lados".

Sobre BOMBING CBA.

Foto: BOMBING CBA.

El aporte mas visible que hace BOMBING, como tienda, es que podés comprar latas de aerosol, piezas y obras de artistas de la ciudad. Pero el espacio, además, funciona como punto de encuentro, intercambio de data e información, consejos, tips, y una lista interminable de elementos intangibles, pero fundamentales en la cultura del grafiti.

En BOMBING tenés fanzines para revisar, y un elemento fundamental, para seguir fomentando la pintura callejera: una foto, una lata. ¿De qué se trata? Es simple. La tienda tiene las fotos de los grafitis que participaron de las muestras, impresas en formato A4, y se venden al mismo precio que una lata de aerosol, que va destinada a la persona que realizó ese grafiti. Cuando vos compras alguna foto, le estás regalando una lata a ese grafitero que te gustó, para que pueda seguir pintando. Y así, el ciclo se repite.

Al creador de BOMBING, el grafiti le salvó la vida. Se la salvó del aburrimiento que muchas veces genera la rutina de la ciudad. Le permitió salir a la calle y expresarse de la manera que más le gusta. Conectar con otrxs que se expresan de la misma manera. Dejar su firma en la ciudad, junto a un centenar de otras firmas, de otrxs que sienten exactamente lo mismo, que ven la ciudad de la misma manera.

Al creador de BOMBING, “la vida se le hizo más linda saliendo cualquier tarde a buscar una pared para pintar”, y por eso logró transformar a BOMBING en un espacio que siga generando y multiplicando las firmas, las pintadas, los colores en la ciudad. De las paredes al Instagram, del Instagram al fanzine, del fanzine a una tienda, a un espacio físico, y de ahí, nuevamente a la pared. El ciclo continúa, tiene que continuar, y BOMBING está ahí, aportando los elementos necesarios para que eso suceda.

Ramiro Quintanilla

Dedicado a la redacción por la tarde en la cooperativa. Comunicador. Me interesa lo político, el ambiente, los pueblos originarios, la salud mental, la cultura y creo que antes de decir hay que aprender a preguntar, o no?
Ver más notas
Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último