ARCOOP deja de prestar el servicio de cloacas en la cuenca norte de Punilla

Producto de la quita de la prestación de servicio de agua de la COOPI en Carlos Paz, ARCOOP se ve obligada a dejar la prestación de cloacas en Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino. Hablamos con Jorge Boido de la COOPI que nos explicó el porqué ARCOOP debió tomar esta decisión y cuáles son las implicancias.

Foto: VillanosRadio

ARCOOP deja de prestar el servicio de agua en la cuenca norte de Punilla. La Asociación Regional de Cooperativas (ARCOOP) es una cooperativa de segundo grado que brindaba el servicio en las localidades de Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino, desde hace casi 20 años.

Esta situación es una consecuencia directa de la quita de la concesión del servicio de agua a la COOPI en Carlos Paz. Para ahondar en el tema, conversamos con Jorge Boido de la COOPI.

ARCOOP toma la prestación del servicio de cloacas en la Cuenca norte en 2002 cuando el gobierno de la Provincia, le otorga a las cooperativas del valle de Punilla, el proyecto del saneamiento del largo San Roque. En principio, esto se dio porque ninguna empresa privada quiso encargarse de la prestación post crisis 2001.

La Asociación Regional de Cooperativas estuvo presidida por la COOPI durante mucho tiempo y comenzó a prestar el servicio con dos plantas de tratamiento “desde diciembre de 2002 hasta el día de hoy. El contrato era por 15 años, venció en 2018 y se les dio una prórroga. Toda esa concesión depende de la Provincia y no de los municipios” explicó Boido.

A su vez, el integrante de la COOPI, explicó lo siguiente: “Al día de hoy, la COOPI no es más presidente de ARCOOP. Pero ha sido la columna vertebral del funcionamiento de la misma por mucho tiempo. Han invertido económicamente en ARCOOP y han aportado conocimientos técnicos y administrativos a la misma. Tras la quita del servicio de agua a la COOPI, perdieron su sustento económico principal y por ende dejaron de poder solventar los gastos de ARCOOP“.

El mantenimiento del servicio que brindaba ARCOOP, demanda unos $2.450.000 en salarios y unos $2.500.000 en productos químicos. “Hasta el momento, se podía recaudar hasta el 60% de ese monto como máximo. Normalmente, los gastos que no se podían cubrir con el pago del servicio los solventaban las cooperativas como la COOPI“, continuó Boido.

También te puede interesar: Avanza la causa contra el estudiantado de la UNC procesado por la toma

¿Qué va a pasar con el servicio?

El servicio lo debería tomar la Provincia, haciéndose cargo de los 31 trabajadores de la cuenca norte“, afirma Boido. En este sentido, indicó que el problema es el siguiente: “Como los gobiernos normalmente otorgan tarifas (políticas) que están por debajo de lo que se debería cobrar realmente, se ve muy difícil que la Provincia o los Municipios puedan hacerse cargo del servicio y lograr que las y los vecinos paguen lo que realmente se necesita para cubrir los gastos e incluso, invertir”.

Seguidamente, explicó que el sistema del que se hizo cargo la COOPI, “estaba en pésimo funcionamiento. Se trataba de un servicio que no se estaba cobrando en tiempo y forma, por ende el porcentaje de cobrabilidad que se lograba la era bajo e insostenible”.

Es probable que ni la Provincia, ni los municipios asuman el costo político de cobrar lo que cuesta el servicio o de realizar una planta de saneamiento de líquidos cloacales. Además, “el tratamiento de líquidos cloacales requiere normativas que si no se cumplen derivan en denuncias penales graves. Por ende, desde el desconocimiento, los gobiernos pueden correr el riesgo de ser denunciados y condenados penalmente“, explicitó.

Teniendo en cuenta esto, el futuro de la prestación del servicio es incierto. Boido cree que “lo más probable es que la Provincia no nos deje irnos del manejo de la cuenca norte. Entonces la recaudación se va a tener que destinar al uso de químicos o al pago de salarios. Lamentablemente, hay que priorizar el uso de químicos para evitar una denuncia, dejando sin salario a los trabajadores. Es una lástima porque ese proyecto de saneamiento era un buen proyecto”.

Compartí la nota