Alertan sobre la “pérdida de fertilidad” en los suelos de los humedales incendiados

Así lo indicaron en el primer informe de la Universidad Nacional de Rosario sobre la situación de los humedales incendiados del Paraná.

Fuente: UNL Noticias

Desde la Universidad Nacional de Rosario (UNR) alertaron sobre el estado del suelo en los humedales incendiados. El informe se refirió a la “pérdida de la fertilidad” de los territorios afectados el año pasado por el fuego. Los expertos señalaron que tiene un “impacto relevante” la detección de la “disminución del carbono almacenado en el suelo”. Esto derivó en “una pérdida media del dióxido de carbono, equivalente a 16 toneladas por hectárea”.

“Los suelos quemados están más compactados y se perdió más del 60% del fósforo generando una disminución de la fertilidad y del equilibrio con otros elementos que participan de la nutrición de la vegetación local”, indicó el primer informe divulgado por los investigadores Néstor Di Leo, Sergio Montico y José Alberto Berardi de la UNR.

El delta del río Paraná contiene un gran conjunto de humedales, que son ecosistemas que aportan múltiples beneficios. Aportan agua, recursos para la alimentación, almacenan gases de efecto invernadero, permiten el transporte y también el ocio.

“El destino de este gas de efecto invernadero, junto con el liberado por la vegetación quemada, fue a la atmósfera. De esta manera, tanto los suelos como la vegetación del humedal perdieron su rol de sumideros. Un sumidero es un sistema o proceso natural por el que se extrae de la atmósfera y se almacena un gas o gases, contribuyendo así a luchar contra el cambio climático”, explicaron en el informe.

Te puede interesar: “Una volanteada solidaria para pedir la estatización de la Hidrovía Paraná”

¿Qué le pasó a los suelos de los humedales?

Comparativamente, el investigador Sergio Montico se refirió a las diferencias entre los suelos de los humedales y los pampeanos. Los primeros “se conforman con sedimentos que el agua va depositando a lo largo del tiempo. Por ello son muy particulares y frágiles frente a la agresión del fuego”, explicó Montico sobre las islas ubicadas sobre el río Paraná frente a la ciudad de Rosario.

Según indicaron los expertos, en los incendios se quema y se quemó gran parte de la materia orgánica, componente fundamental para determinar “la acidez, la porosidad, reserva de nutrientes y actividad biológica del suelo”. A la vez, añadieron que con el fuego “se pierden nutrientes y, con ello, disminuye la fertilidad, característica que cuesta mucho recomponer en estos ambientes”.

Algunos detalles sobre el informe

Para llevar a cabo este informe, los investigadores utilizaron GPS de alta precisión. Así, con técnicas específicas, relevaron 24 sitios afectados por incendios de diferente severidad. También extrajeron muestras de suelos que fueron analizadas en laboratorio y tomaron registros de su compactación. El informe concluyó que “el humedal y su biodiversidad están en riesgo” y que “ya no hay margen para continuar con esta agresión”.

Los incendios registrados en el primer trimestre de 2020, según estimaciones de expertos y asociaciones ambientalistas, afectaron alrededor de 300 mil hectáreas, más del 17% de su superficie, provocando grandes daños tanto ambientales como sociales.

Compartí la nota