Abuso sexual en Once: exigen la detención de Garzón

La justicia procesó al comerciante acusado de haber abusado sexualmente de una joven venezolana tras una entrevista laboral.

Crédito: @ReporteYa

La familia de la joven, que sufrió violencia sexual por parte del comerciante Irineo Humberto Garzón Martínez, repudió que le permitieran al atacante seguir en libertad.

Recordemos que el hecho de violencia sexual sucedió el sábado pasado, cerca de las 14, cuando la denunciante fue citada para realizar una entrevista laboral, previamente coordinada por la red social Facebook.

“Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, escribió la joven, luego de tomar un vaso de agua que le dio el acusado, en el mensaje que le envió a su hermana través de WhatsApp y agregó la dirección en donde se encontraba.

Cuando la policía ingresó al comercio, encontró a la joven en el fondo del local, el acusado estaba vistiéndola y poniéndole los pantalones.

Anoche, la jueza Karina Mariana Zucconi, a cargo del juzgado nacional en lo Criminal y Correccional 15, procesó al acusado por el “abuso sexual agravado con acceso carnal” de una joven venezolana. Este delito es más grave que el que se le había imputado al momento de ser detenido, que era de “abuso sexual simple”.

La magistrada, según informó Télam, dispuso que Garzón Martínez permanezca en libertad, la decisión está “condicionada a que cumpla con las reglas impuestas al momento de concederle la excarcelación”, entre ellas, la prohibición de tomar contacto por todos los medios de la víctima.

Además, la jueza estableció que el acusado no puede salir del país y se le embargaron sus bienes en $90.000. Pero…sabemos la desconfianza que generan los tribunales cuando se tratan de casos de violencia sexual, por eso, cientos de mujeres movilizaron contra esta decisión.

Hoy, aproximadamente 300 mujeres realizaron una concentración en Once en reclamo de la detención de un empleador acusado de abuso sexual contra una joven venezolana.

En la manifestación, la madre de la joven aseguró que su hija “está desprotegida”. Además, contó que recién esta tarde la Justicia reciénle entregará un botón antipánico para poder alertar a la policía en caso de volver a sufrir algún contacto del abusador.

Nosotros pudimos salvar la vida de mi hija, pero no su integridad, llamamos a los jueces, a los fiscales, a las autoridades de esta Nación a que escuchen este grito de justicia”, expresó la madre de la chica abusada.

Por su parte, el abogado Pablo Baqué, que representa a la joven venezolana, cuestionó la decisión de la magistrada, al considerar que es necesario que ese hombre sea detenido “por la gravedad del caso y porque pueden existir otras víctimas que aún no se animaron a denunciarlo”.

Compartí la nota