A pesar de la prórroga 500 mil mujeres de entre 55 y 59 años no podrán jubilarse

A pesar de la prórroga 500 mil mujeres de entre 55 y 59 años no podrán jubilarse

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) estima que a pesar de la prórroga de la moratoria previsional por tres años, 500.000 mujeres de entre 55 y 59 años de edad, no podrán jubilarse.

La moratoria previsional o ley Nº26.970, tiene como objetivo regularizar la falta de aportes de los trabajadores desde los 18 años, cumplidos en 1977, y benefició sobre todo a las mujeres que realizaron trabajo informal o tareas domésticas no remuneradas.

Pero la nueva prórroga no modificó la fecha de corte hasta el año 2003, fecha que limita temporalmente la posibilidad de declarar deuda por aportes, es decir para “comprar años”.  El CEPA explica que la decisión de no correr la fecha de corte, significa que las mujeres que no han registrado aportes hasta ese año, deberían tener aportes luego de 2003.

Te puede interesar: Según un informe de la UCA la ansiedad y depresión es mayor en las amas de casa que en las trabajadoras remuneradas.

“En definitiva, la extensión por tres años a través de la Resolución 158/2019, le exige a una persona de 60 años contar con al menos 4 años de aportes desde 2003 ya que limita la compra de años a 26”, sintetiza CEPA. Las amas de casa que quieran jubilarse solo contarán con 26 años de aporte, pero es necesario tener 30 años de aporte, por ende les faltarían 4 años.

A finales de 2018, según datos oficiales de INDEC, 1.076.028 mujeres entre 55 y 59 años que estarían cerca de cumplir con la edad para jubilarse en los próximos dos años. De ese número sólo el 55% ( 588.248) han realizado aportes jubilatorios, es decir que un 45%(487.780) no lo ha hecho.

De las mujeres que han realizado aportes, solo el 10.5% supera los 20 años aportando, es decir que no todas mujeres llegarían a los 30 años necesarios para jubilarse. Por este motivo y por la carencia de aportes de trabajadoras del hogar, se movilizaron organizaciones gremiales, el movimiento de mujeres y amas de casa, frente la sede porteña de Anses.

Por Emi Urouro

×