Wuhan prohíbe el consumo de animales salvajes por cinco años

La ciudad china en donde inició el brote de coronavirus, anunció que prohibirá el consumo de animales salvajes por cinco años. Además, planean convertirse en un “santuario de vida silvestre”, en donde estará prohibido cazar.

Por Carmela Laucirica

En Wuhan, ciudad china en donde comenzó a propagarse el coronavirus, se prohibió el consumo de animales salvajes por los próximos cinco años. A la vez, la ciudad anunció que se convertiría en un “santuario de vida silvestre”, en donde no está permitido cazar.

La única excepción a esta norma será por razones de “investigación científica, regulación de la población, monitoreo de enfermedades epidémicas y otras circunstancias especiales”. A los fines de mantener el control estricto, también se prohibirá la cría de especies salvajes que podrían derivar en su consumo.

El comienzo de estas prohibiciones fue en febrero, en ciudades como Beijing y Zhuhai. Las mismas surgieron de la presión internacional, que acusa a China por ser el epicentro de la actual pandemia. En estas ciudades, la prohibición será permanente.

Te puede interesar: “Por la baja contaminación, se pueden ver peces en el Suquía”

El pangolín se cae de la mesa | El Correo

Según la asociación estadounidense Humane Society International (HSI), que trabaja en favor de la protección de animales, el valor del comercio de animales salvajes es estimado en China en 520.000 millones de yuanes (USD 73.000 millones).

Para terminar con la cría, venta y consumo de animales salvajes, el gobierno buscará otorgar ayuda financiera a quienes vivan de esta industria. Así, podrán reformular su actividad económica y abandonar el cuestionado negocio que podría haber originado la pandemia actual.

La semana pasada, las provincias vecinas de Hunan y Jiangxi anunciaron que otorgarán compensaciones a las granjas, para que abandonen la cría de animales salvajes a para practicar la ganadería tradicional o el cultivo de frutas y verduras.

×