Tasa de homicidios: en cárceles argentinas es 6 veces mayor que a nivel general

Tasa de homicidios: en cárceles argentinas es 6 veces mayor que a nivel general

Según la tasa promedio de homicidios en cárceles de 2016 (último dato disponible) 38 de cada 100.000 presos fueron asesinados, mientras que en cuanto a homicidios en general, la tasa fue de 6 cada 100.000 habitantes en Argentina

En nuestro país, se confirmó que 38 de cada 100.000 presos son víctimas de homicidio, mientras que 6 de cada 100.000 argentinos es el promedio cuando hablamos del resto de los contextos. Si bien las cifras bajaron entre 2013 y 2016 -de  85.6 a 38 y de 7.5 a 6 respectivamente- los especialistas indican que las altas tasas se deben a las malas condiciones de las cárceles argentinas.

Te puede interesar: Las cárceles en estados inhumanos: sobrepoblación, abandono del Estado, tortura y muertes. 

El último dato obtenido de 2016 proviene de un informe de la Oficina de Drogas y Crimen de la ONU. En este informe, la Organización de las Naciones Unidas analiza tanto la evolución de las tasas de homicidios a nivel mundial como en las cárceles. La primera calcula la cantidad de homicidios con respecto al total de la población, en cambio, la segunda calcula la cantidad con respecto a las personas que se encuentran presas.

Este informe también remarcó que los países en donde la brecha entre los dos tipos de tasas es mayor es en Latinoamérica, Africa y Europa Oriental. Mientras tanto, en países como Italia, Turquía, Tailandia y China sucede al revés: la tasa de homicidios general es mayor que la de cárceles.

Un informe realizado por el Centro de Estudios Legales y Sociales arrojó un aumento del 145% de la población privada de su libertad entre 1997 y 2015. Si se tienen en cuenta los últimos datos disponibles -hasta 2017- hablamos de un aumento del 187%. Este porcentaje conforma un total de 85.283 personas en cárceles federales y provinciales -más de 10.000 personas por sobre el límite de la capacidad-, lo cual indica una sobrepoblación en las mismas.

Desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmaron que el hacinamiento inside en las conductas violentas de los presos. Se genera una fricción entre los internos, propiciando mayor cantidad de conductas violentas.

Por Carmela Laucirica