Se extiende el plazo para que Argentina y acreedores reestructuren la deuda pública

Será hasta el 2 de junio el plazo para la negociación. A pesar de que esperaban acordar este viernes, el Gobierno y los grupos de acreedores aseguran que “las conversaciones están encaminadas”.

Argentina entró en un “default selectivo”. Foto: RoadShow.

Hoy vence el plazo que originalmente dio el Gobierno argentino para que los bonistas respondan la propuesta de reestructuración de la deuda pública. Sin embargo, el ministro Martín Guzman informó que extenderán la prorroga hasta el próximo 2 de junio.

La decisión llevará al país a un “default selectivo” ya que este viernes no cubrirá vencimientos pendientes por 503 millones de dólares. A pesar de esto, tanto el oficialismo como los grupos inversores coinciden en que la negociación “está encaminada”, por lo tanto no se espera que la situación tenga impactos negativos en el mercado.

Te puede interesar: “Semana clave para la renegociación de la deuda argentina”.

La extensión de la prórroga, que había sido comunicada anoche, fue oficializada esta mañana mediante el Boletín Oficial y será comunicada a la Security Exchange Commision (SEC) de Estados Unidos, país en el que tienen legislación los títulos a canjear.

“Las negociaciones continúan por un sendero que consideramos positivo. Mi visión es que estamos experimentando un mayor entendimiento mutuo entre las dos partes”, dijo Guzmán a la agencia Reuters.

Añadió, sin embargo, que “aún hay una importante distancia que cubrir, pero todas las partes están a la mesa para encontrar una solución. Para Argentina, es la esencia que el acuerdo esté alineado con la capacidad de pago del país”.

Los acreedores realizaron contrapropuestas a finales de la semana pasada luego de rechazar una oferta inicial del Gobierno, que incluía un período de gracia de tres años, un recorte del 62% en el pago de cupones y la postergación de vencimientos hasta el 2030 y más adelante. Según los bonistas, el período de gracia debe ser de sólo 1 año, y consideran que el recorte en el pago de intereses es “excesivo”.

Cambios en la propuesta

La propuesta Argentina fue rechazada rotundamente en primera instancia, al punto de que casi se generó un quiebre en la relación entre el ministro Guzman y los bonistas. Situación en la que, según fuentes del Gobierno, tuvo que intervenir el presidente Alberto Fernández para retomar el diálogo.

Es por esto que, inevitablemente, el gabinete económico deberá realizar cambios en la propuesta inicial de reestructuración. Según anticipó Guzman, estas modificaciones serán presentadas “en los próximos días”.

“La razón por la que extendimos (el plazo de) la oferta es técnica. Estamos planeando realizar modificaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores”, dijo el ministro.

×