¿Qué es el suero equino y de qué puede servirnos en esta pandemia?

A partir de hoy, tras la aprobación de ANMAT, el suero equino hiperinmune será distribuido en los hospitales. Con este medicamento se buscará luchar contra el virus SARS-CoV-2.

El suero equino hiperinmune fue desarrollado en Argentina como una posible opción para combatir el virus SARS-CoV-2. Por el momento, y tras la aprobación de la ANMAT, será una medicación a distribuir en hospitales únicamente.

Este suero surgió de una propuesta de la empresa Inmunova, que trabajó en conjunto con el Instituto Biológico Argentino (BIOL). También participó la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (ANLIS). Finalmente, colaboró la Fundación Instituto Leloir (FIL), Mabxience, CONICET y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Al no contar con canales de distribución propios, Inmunova anunció que la comercialización del suero será mediante el laboratorio ELEA. Según informó Linus Spatz, CEO y co-fundador de Inmunova, el suero será “para uso intrahospitalario y estará coordinado con Ministerios de Salud de provincias, Municipios, nación y las obras sociales”.

A la hora de hablar de costos, Spatz decidió argumentar de la siguiente manera: el suero equino reduce el tiempo de permanencia de un paciente de Covid-19 en terapia. De este modo, al reducir ese tiempo, los costos de internación son otros.

“El costo del suero debe representar el equivalente a un día y medio o dos de terapia. Pedimos a ELEA que represente una disminución significativa en el impacto del costo”.

Linus Spatz, CEO y co-fundador de Inmunova

Te puede interesar: “El personal de salud criticó que Córdoba no adhiera a las restricciones nacionales”

Fernando Goldbaum y Linus Spatz, de Inmunova
Fernando Goldbaum y Linus Spatz, de Inmunova

¿Qué es el suero equino hiperinmune policlonal y cómo se obtiene?

Si bien se trata de un tratamiento nuevo, con gran cantidad de información circulando al respecto, se sabe que este suero es un tipo de inmunoterapia basada en anticuerpos policlonales equinos. Los mismos cuentan con capacidad neutralizante anti SARS-CoV-2.

¿Qué significa que sean policlonales? Para entender un poco más sobre el tema, con base en información proveniente de una médica cordobesa, debemos remitirnos a ciertos conceptos como la inmunidad.

Al recibir un virus, bacteria u hongo en nuestro cuerpo -lo cuál es ajeno a este- podemos decir que ingresó un antígeno a nuestro cuerpo. Ese antígeno tiene la capacidad de producir anticuerpos dentro de nuestro organismo. Dentro de nuestro sistema de defensas, contamos con diversas líneas de células.

En este caso, cabe destacar a las células B, las cuáles se encargan de producir anticuerpos llamados inmunoglobulinas. Estas inmunoglobulinas se adhieren al antígeno para destruirlo.

Entonces, después de comprender todo esto, nos encontramos con que estos anticuerpos pueden provenir de una misma célula B (monoclonales) o bien de muchas de ellas (policlonales).

¿Cómo se obtiene este suero? Según explica la página de ANMAT, el suero equino hiperinmune se obtiene al utilizar como antígeno una proteína recombinante del virus. Para aclarar un poco la terminología, cuando hablamos de una proteína recombinante hablamos de una molécula cuyo ADN -una parte- se combina con el ADN de otro producto.

No necesariamente saldremos siendo expertos en medicina después de leer estas líneas, pero si quizás un poco más informados e informadas sobre lo que está pasando en nuestro país y posiblemente en nuestros cuerpos.

También te puede interesar: “Dengue y Covid-19: ¿se pueden diferenciar los síntomas?”

Y entonces, ¿sirve o no sirve? Hasta el momento, según afirmo Gustavo Lopardo -miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI)- el suero “tiene un adecuado perfil de seguridad”. Esta información fue aportada por Lopardo tras analizar la información provista por Inmunova.

Hasta ahora, 4 conclusiones sobre el suero:

  • Genera una disminución de la mortalidad de un 40% en la población total.
  • También genera una disminución de la mortalidad del 45% en la población severa.
  • Se reduce un 24% la internación en unidad UTI.
  • Disminuye el requerimiento de Asistencia Respiratoria Mecánica (ARM) en un 36%.