Presidente acusado de narcotráfico: los hondureños reclaman su renuncia

Juan Orlando Hernandez, presidente de Honduras, negó las acusaciones en su contra que lo relacionan con el narcotráfico. 

El martes pasado, miles de hondureños marcharon para pedir la salida de su actual presidente, los manifestantes basan su pedido en las acusaciones que recibió el mandatario en relación al narcotráfico. El encargado de acusar al Hernandez fue el tribunal de Nueva York, pero el acusado lo negó rotundamente.

Fueron más de 10.000 manifestantes los que marcharon por el boulevar Supaya, en el centro de Tegucigalpa, pero la policía los sorprendió con gases lacrimógenos. Los estudiantes de la Universidad Nacional que participaron de la marcha atacaron a las fuerzas policiales con piedras, por lo cual se desató una batalla por varios minutos.

Los partidos de la oposición, sumados a trabajadores estatales de la salud y la educación, encabezaron la protesta y exigieron que el actual presidente sea destituido de su cargo bajo el lema “Exigimos la salida del dictador, elegido ilegalmente en un fraude”. ¿Qué significa esta frase? La misma expresa el alegato de los partidos opositores: estas agrupaciones políticas sostienen que Hernandez ganó las elecciones en noviembre de 2017 gracias a un fraude respaldado por la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa.

En paralelo a la manifestación opositora, más de 10.000 simpatizantes del gobierno marcharon por el boulevar Kuwait, gritando “Viva JOH” en apoyo al presidente. Por su parte, Hernandez sostiene que no se hará cargo de las acusaciones que recibe, y que el gobierno estadounidense lo apoya debido a su ayuda en el combate contra el narcotráfico.

Compartí la nota